“No podemos interferir, es un conflicto entre partes y el Estado no es uno de ellos” – .

“No podemos interferir, es un conflicto entre partes y el Estado no es uno de ellos” – .
“No podemos interferir, es un conflicto entre partes y el Estado no es uno de ellos” – .

El Gobierno se desvinculó de la protesta en Misiones: “No podemos inmiscuirnos, es un conflicto entre partidos y el Estado no es uno de ellos”

Él reclamo de salario que estan haciendo policía y profesores en la provincia de Misiones Se convirtió en un tema de la agenda que las autoridades nacionales monitorean diariamente, aunque por el momento no planean intervenir directamente.

“Los maestros depender del gobierno provincialpor lo tanto El gobierno nacional no puede interferir ni en esa negociación ni en Ese conflicto, que es entre partes y el Estado (nacional), no es uno de ellos“, resumió adornar en la conferencia de prensa que ofreció esta mañana en la Casa Rosada.

El vocero presidencial aclaró que el gobierno de Javier Milei “está atento a lo que está pasando, a cómo se desarrollan los acontecimientos”, y vaticinó que el conflicto “se resolverá” porque “la provincia estará a la altura de las circunstancias”.

Adorni también afirmó que el ministro del Interior, Guillermo Francos, “habla con todos los gobernadores, también con el gobernador de Misiones”, y agregó: “Por supuesto que estamos atentos a cómo se desarrollan los acontecimientos y ayudando a los ciudadanos en la medida de lo posible”.

Las declaraciones del portavoz coinciden con lo que vienen diciendo distintos responsables. De hecho, también hoy, el ministro del Interior, Guillermo Francos, afirmó que era un problema al que la provincia debía buscar una solución.

“Hablé con el gobernador, claro, estos días dos o tres veces. Nos pusimos a disposición. Es un tema al que la provincia claramente tiene que encontrar una solución.“dijo el ministro en declaraciones a Radio Rivadavia.

“El Gobierno no puede involucrarse en tratar de resolver los problemas porque tiene sus metodologías, sus maneras”. añadió ella.

Hoy se cumple exactamente una semana del inicio de las protestas en Misiones, cuando policías locales comenzaron a exigir mejoras salariales con la toma del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional 1.

A partir de ese momento, el conflicto fue un balancín. Primero fue minimizado por la administración de Hugo Passalacqua y limitado a un mero problema judicial, provocado por el levantamiento de jubilados con poca presencia de personal en activo. Pero la intervención de fuerzas federales el domingo para despejar la avenida Uruguay frente al Comando provocó una exacerbación. El lunes se cortó el diálogo.

Este jueves se reanudaron las negociaciones con el personal de seguridad. Las autoridades regresaron con una oferta que horas antes habían jurado que no podrían cumplir. En lugar de aumentar los salarios un 20%, el aumento sería un 30%. La asamblea, que reúne a menos de doscientos uniformados de una fuerza compuesta por más de 10.000, dijo que no. Y la oferta fue rechazada..

Sin embargo, la provincia sumó otro foco de conflicto, que si bien ya lleva varias semanas, se profundizó en medio del escenario conflictivo con la Policía. Este jueves, Los docentes marcharon solos a la Legislatura. Querían entrar a la sesión, rompiendo la valla previamente colocada. La Policía lo impidió con violencia. El saldo fue de 20 personas afectadas que requirieron atención médica.

En el pleno de la Cámara de Representantes, El oficialismo aprobó un repudio a la forma en que los policías exigieron mejoras en sus ingresos. Señaló que las pérdidas por el movimiento ascienden a unos 10 millones de pesos diarios.

Además, el diputado del Frente Renovador Luis Pastori señaló durante su intervención que las crisis de las provincias con sus empleados públicos surgieron luego de dos medidas del gobierno de Javier Milei: la devaluación y el proceso inflacionario sobrevenida. Y evaluó que en Misiones se resolvió a partir del 30 de mayo con los aumentos que había dispuesto el Ejecutivo.

Los legisladores de oposición abandonaron la sesión para ver qué pasaba afuera. Los que se marcharon fueron Ariel Pianesi y Horacio Loreiro. Los profesores los recibieron mal. Al cántico de “hijos de p…”, les reprocharon apoyar las medidas del gobierno de Javier Milei. En el pleno de la Cámara de Representantes, El oficialismo aprobó un repudio a la forma en que los policías exigieron mejoras en sus ingresos. Señaló que las pérdidas por el movimiento ascienden a unos 10 millones de pesos diarios.

Además, el diputado del Frente Renovador Luis Pastori señaló durante su intervención que las crisis de las provincias con sus empleados públicos surgieron luego de dos medidas del gobierno de Javier Milei: la devaluación y el proceso inflacionario sobrevenida. Y evaluó que en Misiones se resolvió a partir del 30 de mayo con los aumentos que había dispuesto el Ejecutivo.

Los legisladores de oposición abandonaron la sesión para ver qué pasaba afuera. Los que se marcharon fueron Ariel Pianesi y Horacio Loreiro. Los profesores los recibieron mal. Al cántico de “hijos de p…”, les reprocharon apoyar las medidas del gobierno de Javier Milei.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Suspendido juego de pelota entre Artemisa y Pinar del Río por falta de gasolina
NEXT “Abajo el comunismo”, el grito de un cubano en un acto castrista en la isla