pagar por trabajar – .

pagar por trabajar – .
pagar por trabajar – .

Un camarógrafo móvil, editor, fotógrafo y asistente del informativo popular de la calle, gana 160 mil pesos. El salario, además de ser de hambre, es informal y roza la esclavitud. Los derechos laborales, en los medios de Misiones, no existen, los gastos de viaje no alcanzan y en ocasiones tampoco hay días libres ni feriados.

En el canal oficial la situación no es muy distinta y puede incluso ser peor. Las condiciones de contratación son múltiples, la gran mayoría de ellas a un nivel de humillación y maltrato, lo que mantiene a los trabajadores silenciosos, desorganizados y algunos haciendo arreglos particulares para sobrevivir.

Hay quienes tienen contrato con la Policía y están adscritos al canal. En la lógica del multimedia y avalado por el ejecutivo provincial, significa que los policías de Misiones pagan ese salario. Por poner solo uno de muchos ejemplos, esto significa que actualmente un policía que cubre policías, juicios, entre otros temas gana muy por encima del salario de un periodista monotributista o uno contratado por la empresa Marandú Comunicaciones, que ronda los 200 mil pesos.

Para algunos trabajadores de Multimedios SAPEM u otros medios privados resulta humillante y hasta vergonzoso decir cuánto ganan. Sobre todo porque el Canal 12 oficial y los que reciben millonarias sumas de lineamientos oficiales e innovadores son los medios que contratan trabajadores de la manera más irregular y precaria con salarios de entre 160 mil y 200 mil pesos.

Quienes ganan las elecciones provinciales y gobiernan actualmente, mantienen un séquito de trabajadores esclavizados –y no se entiende cómo– muy bien domados. Se puede suponer que a costa de malos tratos, humillaciones, persecución y censura. Algunos trabajadores temen perder el empleo en el que les pagan 180 mil pesos, otros han recibido amenazas de distintos tenores, pero todas preocupantes; y otros sabían disfrazarse de bufones o buchones. De esta manera, una dirección de 3 personas malversa el dinero del canal provincial a costa de empujar a sus trabajadores a la pobreza.

Ningún trabajador de medios de comunicación en Misiones alcanza un salario que cubra la canasta básica, que en abril fue de 828 mil pesos. Hablo de los trabajadores que tiran cables y operan transmisiones, de los que posponen su vida para desgrabar un audio del gobernador, de los que fuera de horario buscan la primicia o revisan el contenido para que se publique una noticia. Me refiero a los trabajadores que sabemos que en Misiones no todo es el mundo rosa que intenta imponer el canal oficial, pero no podemos decir nada, ni siquiera en nuestros ámbitos más personales o cercanos. A más de uno le pasó que su jefe de manera amigable y cínica les sugirió que borraran cierto contenido de sus redes sociales; Hoy, sólo imaginar esa presión te da escalofríos.

Ser periodista, comunicador o trabajador de prensa en Misiones es una película de miedo. Miedo, porque no sabes cuándo perderás tu trabajo. Generalmente, los que son contratados lo son por seis meses. El mismo día que te hacen firmar el contrato, con Marandú Comunicaciones por ejemplo, te obligan a avalar tu renuncia sin fecha. Quizás te preguntes si hay pruebas de ello. Lamento decirle que la secretaria que lleva el “trámite” no permite tomar fotografías, ella también cuida su trabajo y la propiedad de quienes en su tiempo libre la mandan a pasear al perro que está solo, pobrecita. , en su lujoso departamento en el o el jefe. En los mejores días, sólo tiene que ocuparse de pedir, pagar y recoger comida saludable de su jefe.

¿Qué papel tienen los periodistas y comunicadores misioneros en el actual estallido que algunos se atreven a llamar la incipiente ola misionera?

La provincia vive una de las crisis más agudas de los últimos 20 años. El descontento social, fruto de una larga asfixia económica de todos los trabajadores de la administración pública y de gran parte del sector privado, salió a las calles la última semana.

Movilizaciones, campamentos, cortes de carreteras y acciones de protesta de docentes, personal de salud y fuerzas de seguridad provinciales son noticias de primera plana en los medios nacionales. A la explosión se sumaron empleados provinciales y municipales de ecología, guardaparques, taxistas, empleados judiciales y de energía. La tarde del miércoles 22 de mayo, estudiantes y trabajadores de la universidad realizaron la marcha de la antorcha hasta la Avenida Uruguay y Trincheras, donde se vive desde hace casi diez días el picante escenario de crisis que vive Misiones. Sumaron así su voz y demanda universitaria a la larga lista de pedidos y emergencias que aún no ha respondido el Gobierno del Frente Renovador de la Concordia Social.

Al panorama incierto que viven los misioneros se suma la marcada ausencia del ministro de Hacienda, el apóstol Adolfo Zafrán, quien debería dar argumentos sobre el destino del dinero de los misioneros.

El blindaje de los medios provinciales es perverso. Oculta y silencia la realidad que vive la tierra roja, más aún en este contexto en el que se generalizan, a nivel nacional e internacional, voces misioneras que cuestionan el relato oficial del Frente que lidera el conductor.

El incondicional aparato comunicacional con el que cuenta el Gobierno Provincial, que transmite en radios, portales, canales y prensa escrita historias que llegan al absurdo de estar tan alejadas de la realidad, se sustenta en el trabajo de miles de esforzados periodistas y comunicadores, históricamente condenados a la pobreza y a la inestabilidad psicológica como consecuencia de la persecución, las penurias y la precariedad.

Carta abierta de un trabajador de prensa de Misiones

Si disfrutas lo que hacemos, únete a la Comunidad

Nos marcamos, y os proponemos, el objetivo de llegar a los 10.000 colaboradores que estén conectados en los próximos meses.

De vosotros también depende que podamos reflejar la realidad desde abajo y luchar contra los grandes medios de comunicación.

Para seguir creciendo únete a la Comunidad La Izquierda Diario.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Cacao e inclusión, la nueva combinación del Huila
NEXT Entrega de Medalla de la Amistad a Beata Karon, presidenta de la Asociación de Solidaridad Amigos de Cuba en Polonia