Salud quiere cobrar más a las obras sociales por atender a sus afiliados

Salud quiere cobrar más a las obras sociales por atender a sus afiliados
Salud quiere cobrar más a las obras sociales por atender a sus afiliados

En el Ministerio de Salud actualmente preparan un proyecto de ley que piensan enviar próximamente a la Cámara de Diputados, luego de la última revisión que se realizará en Paula y Libertador. La iniciativa prevé cambios estructurales para tratar de hacer más efectivo el sistema que se aplica para que los hospitales públicos cobren a las obras sociales cada vez que atienden a sus afiliados. Entre otras cosas, la implementación de nuevos procedimientos administrativos y un aumento en el valor de las prestaciones médicas que, históricamente, están desactualizadas en comparación con el sector privado. La expectativa oficial es triplicar la facturación a partir del segundo semestre de este año.

La llamada recuperación de costos está establecida por ley y consiste en obras sociales y prepagas que pagan al Estado la atención médica de sus afiliados, tal como lo hacen en el sector privado. Para la provincia es clave, porque se trata de un monto de miles de millones de pesos por año que se destina a la compra de equipos, el pago de un bono a los trabajadores y capacitación. Aunque el nivel de ingresos ha ido mejorando en los últimos años, el sistema todavía no es lo suficientemente eficaz. Por fallas propias y travesuras de las obras sociales, Salud Pública sostiene que hay muchos beneficios a las personas con cobertura médica que no se facturan ni cobran.

La administración de Marcelo Orrego busca aprovechar una disposición que la Nación emitió en febrero, poniendo fin al antiguo régimen que se utilizaba ya que las obras sociales y prepagas deben pagar a los hospitales y centros de salud públicos. Por decreto eliminó la intervención e intermediación de la Superintendencia de Salud en la cadena de cobranza y así abrió la puerta para que las provincias establezcan su propio mecanismo y facturen directamente a los prestadores de salud.

El proyecto que trabaja la cartera que dirige Amílcar Dobladez modifica la ley 714 S, que es la que trata sobre la recuperación de costos. De esta manera, la provincia obtendría la base legal que necesita para recaudar sin la participación de la autoridad reguladora nacional.

Junto a la reforma legislativa, Salud busca implementar procedimientos administrativos más ágiles que optimicen el registro de pacientes con la obra social y la recaudación, incrementar el número de centros de salud con un sistema de recuperación de costos y establecer un mecanismo de actualización permanente del valor de la actuación. Esto último es vital.

Actualmente, el costo de las prácticas médicas (partos, hospitalizaciones, análisis, estudios, etc.) en el sector público lo establece la Superintendencia de Salud y es entre 40 y 60% menor que lo que cuestan esas mismas prestaciones en los sanatorios. y clínicas privadas. Es decir, es más económico recibir atención en centros estatales.

Para compensar la diferencia, el Ejecutivo provincial baraja crear sus propios nomencladores (define qué tipo de prestación es y su precio) y equipararlos a los que la Obra Social Provincia (OSP) tiene que pagar a sus proveedores privados. De esta manera, la vieja práctica de las obras sociales sindicales de derivar afiliados al sistema público con el único fin de ahorrar dinero ya no tendría razón de existir.

Esta maniobra de los responsables de los sindicatos no hace más que ayudar a la saturación de los hospitales. La demanda va en aumento y pone en peligro la capacidad de respuesta de los sanjuaninos sin cobertura y los más vulnerables. Un ejemplo: las personas con obra social que fueron atendidas en Rawson hasta diciembre representaban el 40% del total y ahora, cinco meses después, por la crisis, la cifra ascendió a alrededor del 45%.

En el semestre septiembre 2023-febrero 2024 la recuperación de costos fue de poco más de 1.500 millones de pesos, incluyendo el Hospital Rawson, el Marcial Quiroga y el nivel central (incluye el resto de los centros de salud). Una suma muy jugosa para las arcas estatales, más aún cuando Salud Pública se ha visto obligada a utilizar parte de su propio presupuesto para sostener al menos tres programas que la Nación dejó de financiar, entre ellos Incluir Salud, destinado a brindar cobertura médica. y medicamentos a miles de residentes de San Juan con discapacidades.

En un contexto de inflación sin precedentes, el tiempo es valioso. Con el formato anterior, la Superintendencia de Salud liberaba los pagos entre 4 y 6 meses después y la provincia perdía poder adquisitivo. Con el nuevo sistema, de ser aprobado por Diputados, al tratarse directamente de obras sociales, la dirección orreguista apuesta por acelerar los desembolsos y tener los recursos disponibles mucho antes.

“Ayudaría a descomprimir el hospital público. Quienes tienen cobertura siempre deben ser atendidos en el sector privado”. Amílcar Dobladez – Ministro de Salud

Otro pata que ayudaría a hacer más efectivo el sistema es la cantidad de centros de salud que cuentan con el mecanismo administrativo para recuperar costos. Según registros de mediados del año pasado, 50 de los más de 150 bajo la órbita de Salud Pública lo hacen y la intención es ir incrementando ese número paulatinamente.

En Diputados, el oficialismo es minoría y necesita alianzas para que prosperen las iniciativas que provienen del Ejecutivo. En la bancada mayoritaria, la del peronismo, anunciaron que están dispuestos a acompañar, pero advirtieron que aún desconocen el proyecto.

Los términos de la iniciativa fueron analizados esta semana por abogados de la Fiscalía del Estado y ahora resta ser revisado por el Gobernador como filtro final antes de ser presentado en los palacios del Libertador y Las Heras. El organismo encargado de defender el patrimonio de la provincia jugaría un papel fundamental, pues, de ser necesario, está llamado a ser quien demandará a las obras sociales que eventualmente incumplan con el pago de la atención.

Dobladez se mostró confiado en que los diputados darán el OK, sobre todo porque la única manera de seguir cobrando obras sociales es que la provincia tenga un régimen propio. De lo contrario, se quedaría con las manos vacías. De aprobarse, aseguró que lo pondrán en marcha de inmediato y se atrevió a vaticinar que el monto de prestaciones facturadas debería triplicarse.

Cifra
495 millones de pesos recaudados en el periodo septiembre-febrero se destinaron a la compra de insumos y dispositivos de salud.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Clari Ceschin abrirá la muestra de Emilia Mernes en Mendoza
NEXT “Abajo el comunismo”, el grito de un cubano en un acto castrista en la isla