Las calles de Villa Patro, un tobogán

La mitad de la población de Lardero vive en los barrios Villa Patro y Entre Ríos, separados del núcleo urbano. La calle Montesoria y la Avenida Juan Carlos I son dos de las principales vías de entrada y salida de esta gran zona residencial. Precisamente por el intenso tránsito que soportan no sólo los vehículos de los vecinos de la zona, sino también los camiones de las obras que se ejecutan. La avenida Juan Carlos I sufre un notable deterioro que hace que el asfalto sea peligroso, especialmente para motos y bicicletas.

El camino presenta numerosos desniveles provocados por el rodar de los vehículos, lo que ha provocado grietas en el asfalto y formación de charcos de agua. Asimismo, los badenes se han deformado de tal forma que ahora representan más un peligro que un elemento de seguridad vial. Y las alcantarillas sobresalen del asfalto convirtiéndose en un obstáculo en el camino. Se ve que la avenida necesita reparación urgente. Esto es lo que creen los vecinos de la zona.

“Llevamos mucho tiempo reclamando al Ayuntamiento el deterioro de toda la zona de Villa Patro, no sólo la avenida Juan Carlos I, sino también la calle Príncipe de Vergara, ambas tienen asfalto que parecen atracciones de feria”, declara Abel Hernando , portavoz. de la AA VV de Entre Ríos y Villa Patro. «La avenida Juan Carlos I es una calle muy transitada, aunque el estado del asfalto, en general, es deplorable. En Príncipe de Vergara hay socavones tan profundos que cualquier día vamos a tener un accidente”, denuncia Abel Hernando.

Pero el problema no se limita a la vía, también afecta a las aceras. «Los árboles y las farolas están colocados de tal manera que no se puede pasar con una silla para niños o un paraguas. Es una zona muy descuidada por el Ayuntamiento pese a las continuas quejas de los propios vecinos, que pagan religiosamente sus impuestos”, afirma Hernando. Desde el equipo de gobierno de Lardero informan que “en el presupuesto municipal de este año hay un plan de actuación en esta calle. Con la obra del carril bici-peatonal se ha producido un aumento del tráfico intenso en la calle. El volumen de coches en esa zona y el tráfico diario no es muy elevado ya que el 70% entra y sale por la calle Blasco Ibáñez”, afirma el equipo de gobierno de Lardero. Sin embargo, la avenida Juan Carlos I es perpendicular a Blasco Ibáñez y muchos vecinos transitan por ambas.

#Argentina

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV PNUD destaca aspectos centrales para avanzar en la Agenda 2030 – Juventud Rebelde – .
NEXT Como Neruda en los años 40, el poeta Miguel Gane llega a Colombia a recitar y lo hará en el Astor Plaza