«Las dificultades vienen solas, pero la Cruz Roja siempre estará ahí para dar una respuesta» – .

Apenas ha pasado un año desde que José Ignacio Rodríguez-Maimón tomó las riendas de Cruz Roja en La Rioja para ayudar a quienes más lo necesitan. Todo, en medio de un complicado contexto social e internacional, que deja el desafío de poder afrontar cualquier situación. Pero la entidad, como destaca su presidente durante su Día Mundial, “tiene músculo para rato”.

– Hace dos años realizaron más de 200.000 intervenciones y trataron a casi 32.000 personas. ¿Han crecido estos números?

– Las cifras están aumentando, de hecho tenemos indicadores que muestran que las circunstancias sociales no mejoran. La tasa AROPE, que mide la población en riesgo de pobreza o exclusión social, lejos de cambiar la tendencia, ha pasado del 26% en 2022 al 26,5% el año pasado, por lo que hay más familias en riesgo de exclusión social. El pluriempleo también ha aumentado un 8% interanual, hasta alcanzar casi 600.000 afectados, por lo que la percepción de un salario no garantiza la estabilidad económica de una familia.

– ¿Llegará, por tanto, un momento en el que no podrán ayudar a todos aquellos que lo necesitan?

– De momento llegamos a todo, pero en ese caso habrá que priorizar aquellas demandas sociales que sean más urgentes con la ayuda de las administraciones públicas, nuestros socios colaboradores, los grandes donantes, las empresas y los voluntarios.

LAS FRASES

“Tenemos que destinar nuestros recursos y tiempo voluntario para ayudar a quienes lo necesitan”

“Tenemos retos para afrontar cualquier situación y dar una respuesta similar o mejor a la que dimos en 2020”

– ¿Cuál es la situación económica de la entidad?

– La situación económica que dejó mi antecesor, Fernando Reinares, es la de una institución muy saneada. No tenemos ningún problema, creo que tenemos fuerza para rato, pero en la Asamblea General que se realizó el año pasado nuestro nuevo presidente nacional marcó cuatro líneas estratégicas, como una Cruz Roja que trabaja por las personas, por las causas, por la base social y por la transformación, el talento y la transparencia. De todas ellas he elegido la última, que no implica poner patas arriba la institución, sino destinar nuestros propios recursos económicos y el tiempo de nuestros voluntarios a favorecer a las personas que más lo necesitan o priorizar unas demandas sociales sobre otras. . Tenemos que garantizar la sostenibilidad y continuidad de la institución para llegar al máximo de personas, y estamos mirando hacia adentro, buscando dónde podemos ahorrar y recaudar fondos. Todo, intentando no dejar atrás los programas para niños, mayores, inmigrantes o refugiados.

–¿En qué punto está la generosidad de los riojanos?

–La generosidad está bien, no estamos aquí para alardear, pero puedo garantizar la sostenibilidad de la institución. Actualmente, una contribución importante proviene del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que ha aumentado este año. Las donaciones y testamentos que recibimos tampoco disminuyen.

– ¿Cuáles son las principales dificultades y desafíos que afrontáis como entidad?

– Las dificultades vienen solas y no puedo anticiparlas, porque veo cómo nos afectan los conflictos internacionales o cómo de la noche a la mañana tenemos una pandemia. Ahora tenemos el reto de poder afrontar cualquier situación, porque la Cruz Roja siempre estará ahí, y estará preparada para dar una respuesta similar o mejor a la que dimos en 2020. Tenemos que ser aún mejores, no podemos caer. caer en la tentación de decir lo que hicimos bien durante la pandemia y dejarnos llevar por el éxito.

– ¿Cómo pueden ser mejores?

– Detectar, en la atención a las personas necesitadas, cualquier área no atendida. Esto no quiere decir que ya existan, porque tenemos respuesta para todas las necesidades y no vemos más acciones que las que ya tenemos en cartera.

– La principal fortaleza de la entidad durante todos estos años siempre ha sido el voluntariado. ¿Sigue siendo así?

– Sí, porque somos una organización humanitaria voluntaria. Aunque la visibilidad de Cruz Roja siempre ha sido la de socorro y emergencias, contamos con 4.871 voluntarios, 1.073 de ellos con horas registradas, que realizaron el año pasado más de 23.015 actividades y 61.793 horas en programas como España Despoblada, Atención a nuestros mayores o promoción del envejecimiento.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV “Cualquier cambio en las reglas del juego electoral genera polémica” – .
NEXT En Medellín, el presidente Gustavo Petro lanza el aumento que triplica las transferencias para mayores de 80 años