Día del Son Cubano rinde homenaje a Matamoros y Miguelito Cuní

Día del Son Cubano rinde homenaje a Matamoros y Miguelito Cuní
Día del Son Cubano rinde homenaje a Miguel Matamoros y Miguelito Cuní

Su irrupción en el horizonte sonoro cubano se inició con la grabación de un álbum en 1928, que definiría no sólo su trayectoria personal, sino que también moldearía el son y la trova en Cuba.

Fundó el legendario Trío Matamoros, en 1925; Pero mucho antes era conocido y buscado por sus dotes como guitarrista acompañante, o por dar serenatas con algunos amigos.

Con el trío actuó en algunos lugares, aunque todavía no pudieron salir del espectro cerrado en el que se movían, debido a las pocas ofertas comerciales que pudieron conseguir. Siguió tocando puertas, sin cesar.

Uno de ellos fue contactar a la empresa estadounidense rca Víctor, para intentar lograr un contrato que les permitiera grabar un sencillo y, lógicamente, poder estar en emisoras de radio de Santiago y de todo el país.

En 1928, , Siro Rodríguez y Rafael Cueto lograron firmar un contrato con la discográfica y partieron hacia Nueva York. Comienza así la conquista de un mercado natural en su tierra natal, que pronto desbordaría las fronteras musicales de todo el planeta. La perseverancia de Miguel los llevaría a una fama inusitada, y al mismo tiempo crecería con ella su calidad como compositor.

Miguel logró hibridar, como nadie, elementos morfológicos casi intactos de géneros como el son, bolero, canto trovador, habanera, guaracha, lamento, rumba y otros, y esto es una revelación para su época que, inexorablemente, lo convierte en un visionario y un cronista.

Con la versatilidad de sus temas, Miguel se entroniza grandiosamente en las venas de nuestra música, para dotarla de una paleta sonora variada y de matices únicos. Y aunque el Trío sería la bifurcación en la que inevitablemente convergerían la creatividad y la mezcla, Miguel perfiló y precisó otros formatos, que también contribuyeron al gran ajiaco de nuestra música.

MATAMOROSON, EN LAS CALLES DE SANTIAGO

La edición 2024 del Festival MatomoroSon, organizado por la Uneac y la Dirección Provincial de Cultura, en Santiago de Cuba, comenzará a tocar desde el 8 de mayo hasta el 11 del mes, en diversos espacios de esta ciudad, cuna del son.

La celebración está dedicada a Miguel Matamoros, ícono del género en la Isla, en el aniversario 130 de su natalicio, y a Rodulfo Vaillant, destacado músico y compositor cubano, ambos nacidos el 8 de mayo, en Santiago, de 1894 y 1942, respectivamente. . .

Con más de medio siglo trabajando por la cultura cubana, y 26 años al frente del Comité Provincial de la Uneac, Vaillant define como obligación “el desafío que ha sido rescatar y mantener el MatamoroSon, por constituir un elemento nutritivo a preservar”. la condición “ciudad creativa de la música, otorgada por la UNESCO”.

El homenajeado explicó a Granma que participan 30 agrupaciones, y se elogia el movimiento de los septetos. “Una vez más en las calles y plazas de esta ciudad veremos a la legendaria Orquesta Aragón, los Jóvenes Clásicos del Son, los Taínos de Mayarí, los Originales de Manzanillo, Cándido Fabré y otras figuras destacadas de la escena sonera”, comentó .

“Que esté dedicado a mí, un dedo meñique ante el gigante autor de Lágrimas negras, es un privilegio que me compromete”, afirmó Vaillant.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Los patitos en la cabeza ya están en San Juan
NEXT Andrés Contreras, así se llamaba la persona que fue arrojada a un sótano en Fundación