un dolor que parece no tener fin y que arroja cifras alarmantes

un dolor que parece no tener fin y que arroja cifras alarmantes
un dolor que parece no tener fin y que arroja cifras alarmantes

En medio de una sociedad conmocionada por la violencia de género, Un terrible hecho sacudió a Colombia esta semana. Lo que parecían ser dos casos aislados de crímenes pasionales revelaron una conexión desgarradora.

Todo empezó con un crimen atroz perpetrado en el Valle del Cauca. Con crueldad y premeditación, un hombre acabó con la vida de su expareja, sembrando horror en una comunidad que creía estar a salvo de tales tragedias. Sin embargo, este acto de violencia no fue un caso único.

Simultáneamente, en otro rincón de Colombia, En la verde tierra de Antioquia, dos mujeres fueron víctimas de la misma crueldad. En Zaragoza y Sabaneta, sus vidas fueron truncadas en un acto brutal que expone la fragilidad de la seguridad de las mujeres en este país.

Los detalles de estos crímenes han conmocionado a toda la nación. En el pequeño pueblo de Pasto, en la vereda Aguapamba, Angie Fuelpaz, de solo 27 años, fue arrancada de este mundo junto con su hija de nueve años. El presunto autor de este imperdonable hecho sería su expareja, sumando un capítulo más a la interminable lista de tragedias familiares.

Pero la historia no termina aquí. La dolorosa realidad de los feminicidios permanece latente, como una herida que se niega a sanar. La violencia machista no discrimina por edad ni condición social, como lo demuestra el caso de las mujeres asesinadas en Antioquia: una de ellas, de 72 años, y la otra, madre de cinco hijos.

Las cifras revelan una verdad incómoda. En lo que va del año se han registrado 64 feminicidios en Colombiauna cifra alarmante que refleja la urgencia de actuar para frenar esta espiral de violencia.

En medio de este panorama desolador, las voces de las familias de las víctimas Claman por justicia y por un cambio urgente en la sociedad.

Ninguna persona merece irse así. Siempre tienes la opción de haber hecho otra cosa.“se lamenta el hermano de una de las mujeres asesinadas.

El último caso, sucedió hace apenas unos días en Bogotá, donde una madre de cuatro hijos perdió la vida a manos de su exparejaes sólo un recordatorio más de la urgencia de tomar medidas efectivas para proteger a las mujeres de la violencia machista.

En un país donde El dolor de los feminicidios parece no tener fines necesario unir fuerzas para construir un futuro donde todas las mujeres puedan vivir libres de miedo y violencia.

Le puede interesar: Indignación en Bogotá: llevó a su mascota al veterinario y la devolvieron muerta

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Valor de cierre del euro en Cuba este 23 de mayo de EUR a CUP – .
NEXT TODO LISTO PARA CONMEMORAR LOS 25 AÑOS DEL DÍA DEL PATRIMONIO EN LA REGIÓN DE TARAPACÁ – Noticias CEI – .