Encontraron un nuevo ejemplar de jaguar en el noroeste argentino

Encontraron un nuevo ejemplar de jaguar en el noroeste argentino
Encontraron un nuevo ejemplar de jaguar en el noroeste argentino

Descubrimiento de un nuevo ejemplar de Yaguareté en la región del NOA, Argentina. Crédito: Cortesía de Medio Ambiente de Argentina.

El Reserva Natural de Formosa ha sido testigo de un hecho esperanzador para la preservación de la biodiversidad argentina: el avistamiento confirmado de un nuevo yaguareté macho adulto, especie actualmente en peligro de extinción en el país. Con apenas 250 jaguares permaneciendo en Argentinaeste descubrimiento renueva las esperanzas para la conservación de este emblemático felino.

Él yaguaretéque había sido avistada y fotografiada con cámaras trampa dentro de la reserva desde el año pasado, fue identificada gracias al análisis de su patrón de manchauna característica única que permite distinguir a cada individuo de esta especie.

Tras confirmar que las imágenes recientes corresponden al mismo ejemplar visto anteriormente, el Administración de Parques Nacionales Aprovechó este evento para lanzar una iniciativa participativa: la elección del nombre del jaguar.

Una de las dos crías de jaguar (Panthera onca) nacidas en semicautiverio es fotografiada en el Parque Nacional Impenetrable del Chaco (Reuters)

Se invita a la comunidad a votar por el nombre del yaguareté a través del sitio oficial de la Ministerio del Interiordonde se presentan tres opciones que reflejan la riqueza cultural y natural de la región:

  • tañhi wük (dueño de la montaña en lengua Wichi)
  • Hayy (yaguareté en lengua wichí)
  • Gualamba (caballero para identificar a los que viven en la región del Chaco)

Votación, abierta hasta 31 de Mayoes parte de una serie de actividades educación y sensibilización ambiental dirigido a las comunidades escolares rurales de Formosa y Chaco, zonas aledañas a la reserva.

El resultado se anunciará el 5 de juniocoincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambienteen un esfuerzo por resaltar la importancia de la conservación del jaguar y entrelazar la cultura local con la protección de la biodiversidad.

Él yaguareté, también conocido como el felino más grande de América, enfrenta actualmente graves amenazas que ponen en riesgo su supervivencia. Distribuido históricamente desde el sur de Estados Unidos hasta la Patagonia argentina, este felino emblemático se encuentra hoy principalmente en México y el norte de Argentina, ocupando sólo del 15 al 20% de su área de distribución original. La combinación de la pérdida y fragmentación de su hábitat, la caza furtiva y la disminución de sus presas ha provocado una alarmante disminución de sus poblaciones, actualmente se estima que sólo quedan unos 300 ejemplares en territorio argentino.

Esta dramática situación ha llevado a la yaguareté ser catalogada a nivel nacional e internacional como una especie en peligro de extinción, lo que ha motivado esfuerzos legislativos y de conservación para protegerla. En particular, la legislación argentina lo ha declarado Monumento Natural Nacional, prohibiendo su caza y comercialización en todo el país. Además, a nivel internacional, la UICN lo considera “Casi Amenaza” y está incluido en el Apéndice 1 de la convención CITES.

Uno de los esfuerzos más destacados para preservar a este felino es el Proyecto Yaguareté, que se enfoca en la conservación del hábitat, rescate de ejemplares, sensibilización y manejo conjunto con direcciones locales de vida silvestre. Este proyecto busca no sólo salvaguardar al jaguar sino también promover la conservación del ecosistema que habita, dado que el felino actúa como una “especie paraguas”: al protegerlo se protege toda la biodiversidad del área.

El jaguar se caracteriza por su tamaño robusto, pesando los machos alrededor de 80 kg y las hembras 60 kg. Su apariencia es única, con un pelaje que varía del marrón amarillento al blanco en su zona ventral, salpicado de rosetas negras. Aunque menos comunes, también hay ejemplares melánicos (con pelaje completamente negro) y albinos. La especie muestra gran versatilidad en sus nombres comunes, reflejando la diversidad cultural de las regiones que habita: Yaguareté, Tigre, Yaguar, Uturunco, Nahuel, Overo y otras.

Históricamente, el jaguar se extendía por un vasto territorio. Sin embargo, los cambios en el paisaje, principalmente la deforestación y el avance de la agricultura y la ganadería, han fragmentado su hábitat, dejando a las poblaciones aisladas entre sí, lo que complica su capacidad de supervivencia y reproducción. Esta fragmentación ha sido especialmente dañina en la Selva de Paraná, donde la población de jaguares está completamente aislada de otros grupos.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Trasladaron a los prisioneros vulnerados por Infantería
NEXT El Foro Climatech llega por primera vez a Córdoba – .