Canción urgente para Chile. Por Sandrino Llano Ramos, académico de Ecoturismo de la UNAB, Sede Viña del Mar y Secretario de FUNDET – G5noticias

Canción urgente para Chile. Por Sandrino Llano Ramos, académico de Ecoturismo de la UNAB, Sede Viña del Mar y Secretario de FUNDET – G5noticias
Canción urgente para Chile. Por Sandrino Llano Ramos, académico de Ecoturismo de la UNAB, Sede Viña del Mar y Secretario de FUNDET – G5noticias

La ciudad. El primer agente de desarrollo local. La cara visible de la gestión pública ante la ciudadanía. Principal contacto y destinatario de las múltiples necesidades de las organizaciones de la sociedad civil. No hay duda de la importancia de los gobiernos locales en los procesos de descentralización y gestión local. En relación a esto último, es innegable la importancia del municipio en el ámbito turístico. En este contexto, el éxito de los destinos locales estará determinado no sólo por la singularidad y capacidad de los atractivos turísticos existentes y cómo sean capaces de satisfacer las necesidades de los visitantes, sino también por la “capacidad administrativa” con la que cuenten los territorios para su potenciación.

Corresponde a los municipios planificar, gestionar, regular, proteger, promover e incentivar este ámbito. Este sector está en constante crecimiento y experimenta cambios vertiginosos. Este proceso está muy influenciado por la alta globalización, de los territorios comunales y sus unidades, ya sean oficinas, departamentos o direcciones de turismo de cada una de las regiones de Chile.

Aún son pocas las ciudades en Chile que cuentan con una estructura y modelo de gestión que impulse y promueva el turismo a nivel comunal. En relación a esto, es válido preguntarse: ¿Cuántas comunas están preparadas? ¿Cuántos tienen su propio presupuesto? ¿Es la formación turística actual adecuada para asumir los retos de la gestión turística local? Teniendo en cuenta los desafíos, ¿es óptima la cantidad de personas que trabajan en las diferentes unidades turísticas locales?

¿Datos? Aquí van. Hasta 2022, el año del último “Informe de Gestión Turística Municipal” de Sernatur, solo el 29% de los municipios cuentan con un instrumento de planificación turística (Pladetur, ZOIT) y según el mismo informe, pero en 2019, el total de funcionarios municipales que laboran en las oficinas de turismo suman un total de 633 en el país. . En términos de presupuesto, esto todavía es insuficiente. Hasta el informe de 2015 del propio Sernatur, sobre el monto de recursos económicos que otorgan los gobiernos locales para el área de turismo, el 40% tiene un presupuesto anual inferior a $1.000.000 y el total de personas que trabajan en turismo, incluida la persona El responsable es sólo una persona en el 48% de los municipios. Esto para un país que en su ley 20.423 de febrero de 2010 declara el turismo como “prioridad” para el estado, es evidentemente muy escaso en cantidad y dimensión.

La verdad es que de vez en cuando vemos un número no menor de autoridades locales vociferando y exclamando sobre la importancia del turismo para la revitalización de las economías comunales. Sin embargo, esto no siempre se ve reflejado o reflejado en el fortalecimiento de sus unidades turísticas. Al mismo tiempo, vemos la “institucionalidad” del turismo que lanza estrategias y planes desde una falta de comprensión de las realidades comunitarias. ¿Cuándo prevalecerá el desarrollo endógeno del turismo y construiremos desde abajo hacia arriba? ¿Cuándo será el momento en que la gestión turística municipal se fortalezca y dinamice para darle el lugar que merece? ¿Cuándo dejarán de construirse estrategias y planes turísticos a nivel nacional en una oficina de Santiago Centro para obedecer a los intereses de unos pocos y así mantener sus privilegios?

Todos asumen la relevancia que tienen los municipios para el desarrollo de la actividad turística a nivel local, sin embargo, se observa la necesidad de realizar transformaciones en las competencias legales, vinculadas al posicionamiento de esta actividad, con el propósito de mejorar ambos aspectos de gestión a nivel interno. en el aumento de la capacidad presupuestaria y de los recursos humanos, así como en procesos de planificación intersectorial teniendo en cuenta la articulación con otros departamentos y unidades que afectan al turismo como Medio Ambiente, Obras Públicas, Cultura y Patrimonio, Desarrollo Social, Transporte o seguridad. Asimismo, es importante reconocer que ninguna comuna se encuentra aislada en el territorio, por lo tanto, el trabajo que puedan realizar los municipios producirá impactos directos e indirectos en las comunas cercanas o vecinas, ya que el turismo no tiene límites políticos. administrativo. ¿Desafíos? ¿Mucho? Como podéis ver, en la gestión turística municipal aún nos queda mucho por hacer.

Esperemos que la gestión turística municipal encuentre su gloria y que sea sangre sabia la que haga su historia.

(función(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; si (d.getElementById(id)) regresa; js = d.createElement(s); js.id = identificación; js.src=”https://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&appId=249643311490&version=v2.3″; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(documento, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));
#Chile

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Alcalde de La Jagua de Ibirico sufrió grave accidente
NEXT Las escuelas de verano para niñas en la capital Saná son testigos de una participación e interacción sin precedentes.