¿Es Argentina un nuevo aliado de EE.UU. en su intento de contener el avance de China en la región? – .

¿Es Argentina un nuevo aliado de EE.UU. en su intento de contener el avance de China en la región? – .
¿Es Argentina un nuevo aliado de EE.UU. en su intento de contener el avance de China en la región? – .

(CNN Español) — “Mi prioridad es ser un aliado de Estados Unidos”, dijo el presidente de Argentina, Javier Milei, en su reciente entrevista con CNN, y lo viene demostrando con creces, incluso antes de asumir el cargo. Este alineamiento puede resultar de gran utilidad al país norteamericano en su “competencia geopolítica” con China, según lo definió públicamente la jefa del Comando Sur de EE.UU., general Laura Richardson, quien llegó este martes a Buenos Aires para reunirse con autoridades. del gobierno argentino con varios temas en agenda, pero uno principal: frenar la expansión china en la región.

Para esa tarea, quién mejor que Milei, quien durante la campaña dijo que no haría negocios con China “ni con ningún comunista”, pese a que China es, desde hace años, el segundo socio comercial de la Argentina, por encima de Estados Unidos. Milei llegó a comparar al Gobierno chino con un “asesino” y ha proclamado que el pueblo chino “no es libre”. Sin embargo, no hubo ruptura de vínculos comerciales y con Xi Jinping hubo incluso intercambio epistolar.

Richardson llegó a la Argentina este martes, apenas unos días después de que hiciera lo propio el jefe de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), William Burns. Son señales que podrían leerse como un fortalecimiento de las relaciones bilaterales que comenzaron a hacerse más palpables a finales de febrero con la visita del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. Si bien estas visitas formaron parte de giras regionales por varios países, resulta significativo que, en un lapso de 40 días, tres figuras relevantes del gobierno estadounidense hayan visitado la Casa Rosada, cuando Milei aún no llega a los 120 días en el gobierno.

El jefe del Comando Sur es muy activo en el cultivo de relaciones de alto nivel en la región. Desde su toma de posesión en 2021 ha visitado a presidentes y jefes militares de países latinoamericanos como Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Uruguay. Tampoco es la primera vez que Richardson viaja a Buenos Aires. Ya estuvo en 2022 y 2023, bajo el gobierno del peronista Alberto Fernández, donde se reunió con autoridades argentinas, entre ellas la entonces vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas y el ministro. de Defensa.

Sin embargo, bajo el Gobierno de Milei, Estados Unidos logró que Argentina adquiriera algunos aviones F-16 y otros equipos de defensa estadounidenses de Dinamarca, en lugar de comprárselos a China, como pretendía el Gobierno anterior.

Otro de los temas en los que participa Estados Unidos y que ha sido criticado por la oposición es la Hidrovía, el corredor de transporte fluvial de más de 3.400 kilómetros de longitud, que se extiende por los ríos Paraná y Paraguay, y permite la navegación continua entre los puertos. de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay. Esto, según el embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley, en entrevista con el diario La Nación, fue acordado por el entonces presidente Fernández. Sin embargo, la Autoridad General de Puertos (AGP) sólo firmó a principios de marzo, bajo este Gobierno, un memorando de entendimiento que posibilita la llegada del Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidense.

La Hidrovía Paraná-Paraguay es la ruta por la que salen la gran mayoría de los productos exportables argentinos (granos, harinas y aceites, entre otros), en un mercado disputado principalmente por multinacionales como las estadounidenses ADM, Bunge y Cargill, las francesas Dreyfus y la Cofco china. También es una vía de salida de drogas desde Sudamérica. Ya en su informe de 2021, la Junta Internacional de Control de Estupefacientes advirtió que la Hidrovía “parece haberse consolidado como una puerta de entrada para el transporte de cocaína fabricada en Bolivia y Perú hacia los mercados internacionales de cocaína a través de puertos de Brasil”. y Paraguay”. Al año siguiente, en 2022, la Policía Federal brasileña incautó 568 kilos de cocaína en el puerto de Santos dentro de un contenedor que transportaba maní y otros 866 kilos de la droga ocultos en el mismo cargamento fueron descubiertos en el puerto de Rotterdam. Todos habían zarpado de Rosario, la ciudad argentina que hoy enfrenta la violencia del narco en sus calles.

Según Stanley, “el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos trabajará allí, pero no son soldados. “Son ingenieros civiles contratados por el Ejército, los mismos que trabajan en el río Mississippi”.

“Lo más importante es mi alineación con Estados Unidos, independientemente de si hay demócratas o republicanos en el gobierno”, dijo el presidente Milei en su entrevista con CNN. Y, aunque reconoció que es “más parecido a las ideas del Partido Republicano”, también reiteró que tiene “excelentes relaciones con el Gobierno de Biden”. Los hechos parecen demostrarlo.

Si bien el peronista Fernández había logrado incluir a Argentina en los BRICS en agosto, una de las primeras medidas del nuevo presidente libertario fue dar marcha atrás, argumentando que “en esta instancia” la incorporación de la República Argentina no se consideraba “oportuna” para el grupo que incluyen China, Rusia, India, Sudáfrica y Brasil, a pesar de que estos cinco países representan más del 42% de la población global, el 30% del territorio mundial, el 23% del PIB y el 18% del PIB mundial. comercio, según información oficial de la Cancillería argentina.

Detener el avance chino en la región

“Estados Unidos y la República Popular China están inmersos en una competencia geopolítica basada en puntos de vista opuestos sobre el valor del orden internacional”, dijo Richardson el 12 de marzo ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes.

“China está explotando un entorno de seguridad frágil y aprovechando la necesidad de inversión económica de la región para ganar influencia y avanzar en su perversa agenda (…) China sabe que el poder económico es un requisito previo para el poder militar global”, añadió.

Según el jefe del Comando Sur, “China ha superado a Estados Unidos como principal socio comercial de América del Sur y es el segundo socio comercial de Centroamérica”. Sus datos muestran que “en 2002, el comercio de la República Popular China con América Latina y el Caribe fue de sólo 18 millones de dólares; En 2022 se disparó a 450 mil millones de dólares. “Se espera que esta cifra aumente a 700 mil millones de dólares para 2035” y que 22 de los 31 países (Argentina incluida) en su “Área de Responsabilidad” sean firmantes de la nueva Ruta de la Seda propuesta por China “como medida económica, financiera y y expandir los comerciales”.

En ese discurso en el Capitolio, Richardson mencionó dos veces a Argentina en relación con China. El primero fue para referirse a la construcción de un puerto retrasado en la ciudad de Río Grande, en la sureña provincia de Tierra del Fuego.

Sostuvo que una empresa estatal china “está tratando de obtener los derechos para construir instalaciones marítimas de doble uso, que apoyarían el sostenimiento y la proyección de energía en las cercanías del Estrecho de Magallanes, el Pasaje de Drake y la Antártida”, lo que “mejoraría drásticamente la capacidad de la República Popular China para acceder a la región antártica y su zona de pesca e impactaría la movilidad estratégica de Estados Unidos hacia un área reservada para la paz y la ciencia.

El otro punto de interés, quizás el más importante, es la base de observación espacial en la provincia de Neuquén administrada por el Control General de Lanzamiento y Seguimiento de Satélites de China, una división de las Fuerzas Armadas de ese país, en asociación con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales. (Conae) de Argentina desde 2014, que fue la primera de su tipo fuera de China.

“A pesar de su postura pública contra la militarización del espacio, el Ejército Popular de Liberación de China (EPL) continúa invirtiendo y mejorando sus capacidades espaciales militares, incluida una estación espacial profunda en Argentina, proporcionando al EPL capacidades globales de seguimiento y vigilancia. espacio. Estas capacidades espaciales podrían traducirse en capacidades militares globales que podrían apoyar el monitoreo, seguimiento y selección de objetivos de nuestras fuerzas e impactar los objetivos convencionales y nucleares, las operaciones tierra-aire-mar, las capacidades de ataque convencional de precisión y la defensa antimisiles”, dijo Richardson en ese presentación.

El tema también fue mencionado por el embajador de Estados Unidos en Argentina en la reciente entrevista con La Nación, a propósito de la llegada de Richardson.

“Me sorprende que Argentina permita que las Fuerzas Armadas chinas operen en Neuquén, en secreto, haciendo quién sabe qué. Entiendo que son soldados del ejército chino los que operan este telescopio espacial, no sé qué hacen. Creo que los argentinos tampoco lo saben y deberían entender por qué los chinos están desplegados allí”, afirmó.

“Supongo que estos temas están discutidos y claros”, dijo el actual ministro del Interior de Argentina, Guillermo Francos, al ser consultado sobre el tema, en referencia a que esta base fue instalada en 2014 durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. y desde entonces Argentina, con gobiernos de distinto signo político, siempre ha negado que esta base sea utilizada con fines militares, al igual que la embajada de China en Argentina.

“La Estación de Espacio Profundo de Neuquén es una instalación de cooperación tecnológica espacial entre China y Argentina. En lugar de los llamados militares antes mencionados, científicos tanto de Argentina como de China tienen acceso al uso de esta estación para investigaciones científicas”, afirmó la embajada china en un comunicado citado por la cadena argentina TN, filial de CNN.

En la misma provincia también tiene presencia Estados Unidos, aunque no militar y sin sospechas. “Estamos muy orgullosos de lo que hemos podido construir en Neuquén, a pedido del gobierno provincial. De hecho, íbamos a inaugurar un centro de operaciones de emergencia, un pequeño almacén cerca del aeropuerto que la provincia nos dejó construir, para prevenir inundaciones, covid-19, incendios forestales, terremotos. Hay carpas, camas, termos, linternas, operados por civiles argentinos”, dijo el embajador Stanley en la entrevista con La Nación.

Además de esta base con China, Argentina tiene otra en Mendoza en asociación con la Unión Europea, lo que no ha despertado las mismas sospechas. “Deep Space 3-Malargüe es la más moderna antena para monitorear misiones de exploración del espacio profundo de la Agencia Espacial Europea (ESA), instalada en la provincia de Mendoza por acuerdo entre Argentina y ESA, a través de la actual cooperación espacial entre la agencia europea y la Conae. ”, mantiene la información oficial de Argentina al respecto, similar a la que publica sobre la base Neuquén, que “permite al programa de exploración lunar chino tener comunicación continua con sus sondas de exploración espacial” y ““Es una pieza vital en su planear llegar a la Luna y Marte y explorar el espacio profundo”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Aduana de Cienfuegos, Vanguardia Nacional – .
NEXT Hombre atacó a su exsuegra y golpeó con machete a un policía en Ibagué – .