“El mundo académico niega la existencia de la extrema izquierda” – .

“El mundo académico niega la existencia de la extrema izquierda” – .
“El mundo académico niega la existencia de la extrema izquierda” – .

La Sala Constitucional del Congreso de los Diputados acogió ayer la presentación del libro La extrema izquierda en Europa occidentalcoordinado por el profesor, representante del Partido Popular y columnista de El Debate, Edurne Uriartey el maestro Ángel Rivero.

El libro llena un vacío: la falta de estudios rigurosos sobre la izquierda extrema ante la abundancia de publicaciones de extrema derecha, ya sea por falta de interés o como consecuencia de la intimidación intelectual llevada a cabo durante décadas por el progresismo.

En primer lugar, la definición: ¿qué es la extrema izquierda? “Es la izquierda la que se sitúa en la izquierda convencional”, según el historiador Javier Redondo, moderador del evento. ¿Por qué entonces, si cumple con todos los requisitos para ser considerado extremista, goza de tanta benevolencia mediática y académica?

El primero en intentar responder a la pregunta fue Ludger Gruber, representante de la Fundación Konrad Adenauer en España y Portugal. esas fuerzassocavar nuestra democracia», dijo con contundencia. A continuación intervino Uriarte, para quien la obra colectiva “aporta un mapa útil de cómo es la extrema izquierda en Europa Occidental” y, sobre todo, “un punto de vista crítico sobre esa situación”. sesgo ideológico eso está influyendo mucho en la academia, en los medios y en el debate intelectual, un sesgo que está influyendo en el análisis.

Para sustentar su argumento, Uriarte señaló que “apenas hay obras de extrema izquierda en el ámbito académico: se pueden contar con los dedos de una mano”. En definitiva, “niegan la existencia de la extrema izquierda: simplemente la llaman izquierda, cuando llaman extrema derecha a los partidos que están a la derecha de los liberales y conservadores”. La razón, según Uriarte, es que palabras como “ultra” o “extremo” tienen connotaciones negativas.

La realidad, sin embargo, es muy distinta: «En España tenemos al menos cuatro partidos de extrema izquierda relevantes, ya sea por su número de votos o por su influencia en la política nacional: ahí están, sin duda, Podemos, Sumar, Esquerra Republicana y Bildu. Pero si haces una reseña en la prensa o en libros académicos, rara vez los verás llamados de extrema izquierda; Como mucho los llamarán izquierda radical.

En opinión de Uriarte, en Francia “sucede exactamente lo mismo: a La Francia Insumisa la llaman izquierda radical” en el mejor de los casos. “Lo mismo ocurre con el Partido Comunista Francés”. Es cierto, aunque olvide que partidos de inspiración trotskista revolucionaria como el Nuevo Partido Anticapitalista o la Lucha Obrera son señalados en gran parte de los medios de comunicación como extremistas, El mundo incluido: así se afirma, sin ir más lejos, en un artículo de junio de 2011.

Del extremismo al populismo: Uriarte continuó su intervención evocando el tratamiento informativo del reciente intento de asesinato del primer ministro eslovaco, Robert Fico, “un político socialista y populista”. Pero según los medios, “es simplemente un populista”.

Por su parte, el profesor Ángel Rivero, el otro coordinador del libro, destacó otra de las características de los partidos de extrema izquierda, que son “partidos iliberales, enemigos del proyecto europeo». Este último aspecto está muy bien analizado en el libro, a través del comportamiento de la extrema izquierda en el Parlamento Europeo, así como, por cierto, la influencia de los regímenes de izquierda de América Latina en la vida intelectual del Viejo Continente. De ahí el profesor Roberto Blanco Valdéstambién presente, pondrá de relieve la legitimidad de la batalla cultural.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ¿Qué pasa con las noticias cuando dejan de serlo?
NEXT Se entregan 1.500 libros “Juntas Invencibles para adolescentes”