“Fue muy lindo ver a las tres familias juntas” – .

“Fue muy lindo ver a las tres familias juntas” – .
“Fue muy lindo ver a las tres familias juntas” – .

Matrimonio de prueba, boda, matrimonio de tres personas. Como más te guste. Lo cierto es que uno de ellos, el primero en los casi cien años de existencia de la República Oriental del Uruguay, se llevó a cabo el 24 de febrero en El Pinar, Canelones. Una alianza poliamorosa simbólica que quedará inscrita en la Historia de ese país.

Max Adoue (45), Guillermo Mendizábal (44) y Guillermo Picart (33) -Max, Willi y Capi, respectivamente- se casaron en una fiesta para no olvidar que reunieron por primera vez a sus tres familias. La pareja soñó con una foto de ellos en el centro y sus seres queridos a su alrededor y esa postal se consumó al final de su noche onírica.

Sus figuras destacan porque las tres vestidas de blanco y nude y el resto de negro y nude. Cada uno vestía trajes similares en general, pero diferentes en cuanto a detalles. Idea en sintonía con su intención de que la ropa represente sus personalidades. Uno más formal, otro informal y el tercero una mezcla de ambos. Como ellos en su cotidianidad en Montevideo.

Los anillos tienen una historia aparte. Siguiendo el leitmotiv de lo simbólico, Max, Willi y Capi lucieron anillos especiales elaborados en tres tipos diferentes de oro: plata, rosa y común. Con la ayuda de un químico, una vez elegido el diseño combinaron los colores. “Somos el Señor de los Anillos”, bromeó Max en conversación con Clarín.

Willi y Max sumaron sus alianzas a las que ya tenían desde hace más de veinte años, cuando se casaron en Argentina, su país de nacimiento, y aún no conocían a Capi.

Picart se unió a la pareja en 2019, unos meses antes de la pandemia. Ella “la pasó bien” con Max en Uruguay, donde éste vivía con Willi desde hacía varios años, y un día Max le preguntó si quería conocer a su marido, que en ese momento estaba de viaje.

Se casaron el 24 de febrero en Uruguay. Foto: Cortesía de Max Adoue

Capi lo pensó, pero cuando Willi regresó todo fluyó. La menor conoció al marido de Max y durante el confinamiento no vieron con malos ojos la posibilidad de compartir paredes. Su atracción fue casi inmediata, tanto que durante el confinamiento empezaron a buscar un apartamento para que los tres pudieran mudarse por separado sin que los demás lo supieran. Apenas hubo acuerdo, a las pocas horas estaban viviendo juntos en una casa para tres en Uruguay.

Llegados a este punto, una reseña no está de más. Max y Willy se conocieron en Argentina, se casaron legalmente, emigraron a Uruguay y en 2019 Max conoció allí a Capi, a quien le propuso conocer a Willi cuando regresara de un viaje.

Una vez que Guillermo regresó, los tres forjaron una relación amorosa casi desde el primer día. Capi se mudó a la casa de Max y Willi y el 24 de febrero de este año los tres se casaron. Cabe señalar que Max y Willy están legalmente casados ​​y Capi, el “nuevo”, se une a ellos de manera simbólica.

La ceremonia simbólica fue una forma de cerrar una etapa en el país. Foto: Cortesía de Max Adoue

Detrás del matrimonio

¿Hubo una propuesta de matrimonio formal?

METRO: No es como si hubiera una propuesta formal o romántica y todo eso. Después de un año de estar juntos, sí diseñamos algunos anillos y nos comprometimos sin darle demasiado nombre. Pero cuando recibimos una propuesta para mudarnos a Luxemburgo, fue cuando dijimos, bueno, sería bueno hacer y formalizar la boda con todo el simbolismo y cargada de un montón de cosas que queríamos hacer..

La boda fue también una suerte de despedida, “una manera de cerrar” su estancia en Uruguay. Max es hotelero, Willi es contable y Capi es programadora de sitios web y aplicaciones. Recientemente, Willi tuvo la posibilidad de ir a trabajar a Luxemburgo y es allí, en ese diminuto país europeo, donde vivirán los tres durante los próximos años.

Por eso llevaban “mucho tiempo” hablando de la idea de casarse. Para ver si había algo legal que los protegiera en cualquier situación.

“Dijimos, está bien: ¿qué podemos hacer? Algo para tener como protección. Porque, veamos, hoy en día el matrimonio, además de lo simbólico y todo, tiene una parte de protección jurídica”, dijo Max.

Buscaron registros en otros países, pero no encontraron certeza sobre la posibilidad de legalizar un matrimonio triple o que alguna protección los reconociera como cónyuges.

En la boda sus tres familias se encontraron por primera vez. Foto: Cortesía de Max Adoue

“Aquí en Uruguay no existe legislación y con el poco tiempo que teníamos no alcanzaba para afrontar algo un poco más fuerte, entonces decidimos apostar por una boda simbólica que tuviera todo lo que tiene cualquier boda: las intenciones, reuniendo a todos. amigos de la familia. Simplemente estoy pasando un buen momento”, explicó Adoue.

ser poliamoroso

Max y los Guillermo se benefician de su relación tripartita en dos pequeñas bagatelas cotidianas: 1) romper pequeñas discusiones cotidianas; 2) Para Max, específicamente, llamar a sus socios es muy fácil. Sólo le queda gritar “¡Guillermo!”

¿Se nota mucho la diferencia de personalidades?

Gorra: Depende de qué. En las cosas pequeñas siempre encuentras uno en un extremo, otro en el otro y uno que cae en el medio..

¿Quién está en cada extremo, cuáles son esos extremos y quién está en el medio?

Gorra: Los extremos van desde la seriedad y el orden hasta lo contrario, diría yo. Quiero decir, yo soy el más desordenado, Willi es súper organizado y tú (Max) estás como en el medio, luciendo un poco ordenado..

Max firma los papeles. Foto: Cortesía de Max Adoue

¿Cómo se llevan las familias de los tres? ¿Cómo fue verlos a los tres juntos en la boda?

Gorra: En la boda fue agradable verlos juntos, se llevaban muy bien. Esto es algo que, la verdad, tuvimos mucha suerte. Cuando llegué a su familia tuve los brazos abiertos, todo fluyó, fue muy lindo. Al verlos a todos allí juntos, creo que fue lo primero en lo que pensamos cuando dijimos matrimonio..

Aunque las familias de Willi y Max sí se conocían, las familias de los tres nunca habían estado juntas en el mismo espacio físico hasta el matrimonio. La boda reunió a personas de varias partes de Uruguay y Argentina. Max es salteño con familia en Córdoba y Buenos Aires, Willy es entrerriano y Capi, uruguayo con familia en Montevideo y el interior.

¿Cómo afrontaste el impacto que tuvo tu boda en los medios?

METRO: Queríamos que el tema tuviera cierta visibilidad sabiendo que no íbamos a poder casarnos legalmente ni intentar hacer muchas otras cosas, porque en términos de tiempo estábamos corriendo. Me sorprende mucho que cada día, desde que tuvimos la boda, más medios de comunicación suben el perfil, con cada vez más repercusión. Es evidente que hay una razón por la que esto resulta sorprendente..

Max y Willi llevan juntos más de 20 años. Agregaron a Capi en 2019. Foto: cortesía de Max Adoue

Tanto en el trabajo como en la intimidad, los tres siempre vivieron su relación de forma “muy abierta”. Nunca intentaron ocultarlo, ni nada por el estilo.

¿Te encuentras con personas que no entienden tu relación?

METRO: Mucha gente no lo entendió porque era algo nuevo, pero no en mal sentido. A mí me pasó que me dijeron que no tenían idea de que (el poliamor) era algo posible. Es como si les das una nueva variante y los dejas pensando. Siempre fue un buen impacto en todos los ámbitos. En otras palabras, no es que ahora todo el mundo vaya a empezar a tener citas o practicar el poliamor. Es como si dijeras: “Mira, hay otra forma de relacionarte, así que puedes hacerlo. Salió bien y todo”.

A Max le pasó, por ejemplo, que en su obra había casos de relaciones poliamorosas que no quedaban expuestas y que a través de su relación empezaron a vivirla como algo “súper abierto, como un tema más”. “Comenzaron a poder planificar y a poder vivir sus relaciones personales de una manera diferente”, explicó Adoue.

Para la trieja era importante darle visibilidad a su caso para darle un nombre a algo que existe y que quizás muchos “encubren”. En ese sentido, Max reflexionó: “Quién te dice que en el futuro existe la posibilidad de una unión legal que nos haga estar en igualdad de condiciones, protegidos. Esa es nuestra intención y hoy no la tenemos”.

Los tres se irán a vivir juntos a Luxemburgo. Foto: Cortesía de Max Adoue

Y agregó: “Estamos hablando de poder tener ese tipo de cobertura legal en el futuro. Sería algo en lo que ganaríamos más derechos sin que nadie tuviera menos derechos. Es lo mismo que pasó hace muchos años con el matrimonio igualitario. Al día siguiente había mucha gente que tenía la posibilidad de tener o tener más derechos sin que nadie se viera afectado negativamente”.

Cuando llegó el momento de mudarse, la trieja no tenía mucho en qué pensar. Los planetas se alinearon: hacía tiempo que lo pensaban, les gustó el destino y la oportunidad los encontró en buenos momentos de sus vidas para cambiar.

Al finalizar, Max y Capi, presentes en la entrevista, se refirieron al impacto que genera su parecido físico en X.

En Twitter dicen que se parecen, pero no sois muy parecidos. Es la foto no?…

Gorra: Es la mirada. Es la foto, si!

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT Tenemos hasta diez días antes de las elecciones para sustituir al candidato