La prensa británica saca a la luz la regla que Kate Middleton sigue a rajatabla (y que el príncipe William ha roto)

Sin duda, la familia real británica está pasando por unos meses muy complicados. Recordemos que el rey Carlos III (75 años) atraviesa un delicado cáncer, enfermedad que comparte con Kate Middleton (42 años) quien comunicó esta enfermedad al mundo entero a través de un emotivo video que pronto se volvió viral. Además, mientras ambos reciben tratamiento por estos cánceres, el drama familiar ha seguido creciendo con la visita al Reino Unido del príncipe Harry (39 años), con quien no mantienen la mejor de las relaciones ya que ignoraba sus deberes como parte de la casa real. Pero parece que, aunque Kate no está activa en estos momentos, la princesa aún está pendiente de algunas de sus funciones y también Ella sigue una regla de Palacio que nunca ha roto, una que su esposo sí rompió en el pasado por una extraña razón.

La regla de Palacio que Kate nunca ha roto

Al parecer, cuando están fuera de servicio, los miembros de la Familia Real deben cumplir las normas más estrictas. Según el diario ‘Mirror’, llevan tiempo circulando rumores sobre si se les permite dar abrazos, posar en selfies con personas o incluso si las mujeres reales podrían usar esmalte de uñas, existiendo convenciones no escritas para cada escenario posible. Sin embargo, este medio asegura que la Princesa de Gales habló de una regla bastante sorprendente que deben cumplir y, aunque ella siempre la ha respetado, el príncipe William (41 años) la habría incumplido en el pasado. Esta regla sorpresa salió a la luz el año pasado cuando Kate visitó el Chelsea Flower Show.

GTRES

Durante una conversación con un grupo de niños bastante curiosos, Kate mencionó algo que no pueden ofrecer al público como recuerdo., a pesar de ser algo relativamente sencillo. En esta visita, Kate y los niños fueron al jardín de la Royal Entomological Society, donde intentaron identificar los insectos allí presentes y dibujaron algunos bocetos. Los más pequeños, deseosos de conseguir algo para recordar su día con la princesa, Le pidieron que firmara su nombre en sus dibujos, algo que no pudo hacer. Según ‘The Telegraph’, les dijo que se llama “Catherine. No puedo escribir mi firma, es sólo una de esas reglas”. Sin embargo, como Kate no quería dejar a los niños con las manos vacías, no dudó ni un segundo en dibujarles algunos bocetos, entre los que destacaba uno de una flor, otro de un árbol y uno de un estanque rodeado de algunas plantas. .

El príncipe William rompió esa regla

Aunque Kate parece no haber incumplido nunca esta norma, ni siquiera para firmar en algunos dibujos infantiles, a principios de este mes. su marido admitió haber violado la regla real mientras visitaba una conocida playa en Cornualles. Mientras paseaba por la playa Fistral, un pequeño niño, Phoenix Kanes, de unos nueve años, no tuvo problemas en acercarse al príncipe para hablar con él con gran desparpajo y pedirle que por favor firme el yeso en su brazo, ya que el pequeño había sufrido una fractura. Esto divirtió al príncipe William, quien finalmente accedió y le dijo que debía mantenerlo en secreto: “Shhh, no se lo cuentes a nadie. ¡No debería hacer eso! Comentó en tono de broma.

Príncipe Guillermo
Gtres

Hay otra regla real que ninguno de ellos sigue.

Aparte de esto, hay una regla que la realeza ha dejado atrás desde la muerte de la difunta reina Isabel II y eso es di no a las selfies. De hecho, parece que cada vez se sienten más cómodos en estas situaciones y aceptan posar en este tipo de fotografías sin problema. La mayoría de seguidores de la familia real asisten a los eventos reales con el móvil en la mano, y en sus últimas apariciones públicas hemos podido ver a la pareja formada por William y Kate abrazando al público y sonriendo para hacerse diferentes fotos con ellos.

Kate Middleton y WilliamKate Middleton y William
Gtres

Aunque la prohibición de que los miembros de la realeza posaran para selfies no formaba parte del protocolo oficial, varios miembros se habían mostrado bastante reacios a hacerlo en el pasado. En 2018, Guillermo se definió como “alérgico” a las selfies, mientras que en 2015, su hermano menor, el príncipe Harry, habló del odio que sentía por este tipo de fotos, llegando incluso a decirle a un fan en Australia que se tomara una foto normal con él: “No, odio los selfies. En serio, deberías dejar de tomarlas, sé que eres joven, las selfies son malas. ¡Toma una foto normal! preguntó Harry. También se ha informado ampliamente que la difunta reina tenía aversión a las selfies y Meghan Markle les dijo una vez a sus seguidores en su primer compromiso real en Nottingham en 2017 que no se les permitía “tomar selfies”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV “Ride or Die’ podría evocar su bofetada a Chris Rock – Noticias de Cine –”.
NEXT Alberto Plaza se convirtió en padre a los 62 años