“Hay días que me levanto dispuesto a partir” – .

“Hay días que me levanto dispuesto a partir” – .
“Hay días que me levanto dispuesto a partir” – .

El comediante cubano Ulises Toirac Reveló que hay días que se levanta y está dispuesto a salir del país, y por el contrario, otros se mantiene decidido a quedarse.

En una entrevista con Revista Hyper Media, en el que habló sobre los obstáculos que le han puesto a su trabajo en Cuba y la censura que ahora sufre, el actor detalló los dos temas que pesa en su decisión de emigrar o no. Por un lado, en su país, “artísticamente no me queda nada por hacer” y, por el otro, “empezar a los 60 años es un desafío épico”.

Ulises se refirió a prohibición no escrita de actuar en espectáculos teatralesy explicó que no sabe quién ejerce como comisario porque no ha visto el veto “acuñado y firmado”.

“Solo se ve una negativa tras otra y un silencio sepulcral cuando se hace público el modus operandi. Es un mecanismo maquiavélico, y es cuando se explica la voluntad del Estado de monopolizar los sitios de opinión: desde periódicos y emisoras de radio, hasta los escenarios”, dijo.

El guionista también se refirió a la vieja práctica del régimen de, cuando un artista “problemático” da un concierto, llenar la sala de trabajadores de organizaciones y vender menos entradas al público, algo que a su juicio es una “herramienta de intimidación contra los artistas, las artistas”.

“Tanto en Acapulco como en el teatro Mella o en el Karl Marx he visto el mecanismo. Áreas completas del lunetario para organismos, repletas de individuos ‘combativamente dispuestos a repeler manifestaciones contrarias’. A veces saludaba a esos espectadores desde el escenario”, recordó.

“En una ocasión tuve que amenazar con suspender una concentración en la sala de video de Acapulco, porque sin que el público hubiera ingresado a la cola, la sala ya estaba llena al 50% de miembros de las Brigadas de Respuesta Rápida. Eso se convirtió en un gran problema. Y el artista en el escenario lo siente”, añadió.

Ulises señaló que para que exista una relación sana entre Estado y cultura es fundamental que los creadores tengan libertad de expresión, tanto desde el punto de vista formal como conceptual.

“No debería haber leyes específicas para los artistas. Los de la sociedad deberían ser suficientes”, afirmó.

Finalmente, reiteró su visión de que es posible un diálogo entre artistas y autoridades.

“El problema es que los términos de ese diálogo cambian. Está en la inteligencia, en la capacidad de sobrevivir y en la conciencia de lo que implica el fin del diálogo”, subrayó.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Jennifer López y Ben Affleck, la crisis matrimonial más inesperada de los últimos años
NEXT “Como hija la he visto pasar por todo” – .