“De los siete pecados capitales… un poco de todo” – .

“De los siete pecados capitales… un poco de todo” – .
“De los siete pecados capitales… un poco de todo” – .

el intermedio ha celebrado su 18º aniversario en el que ha reunido numerosas personalidades que no quiso perderse la celebración. “Lo único que falta aquí es el Papa”, dice Wyoming. Su declaración es sorprendida por un carraspeo.papa francisco‘ aunque, en esta ocasión, interpretado por el humorista Raúl Pérez.

El ‘Papa’, sentado entre el público, toma la aplausos de todos ellos. “Pero cómo podría perderme este quilombo”, le dice al presentador. “Mantener el multa de estacionamiento del Papa móvil, que nos hace un descuento”, recomienda Wyoming.

Según le cuenta el ‘Papa’, sólo ha venido al programa para felicitarles por su 18 cumpleaños, “y de paso recordarles que Dios todo lo ve”. “Dios conoce todos tus pecados“, añade el ‘pontífice’. “Pues dile tú que tienes línea directa, que ahora con el Ley de Protección de Datos “Podría meterse en problemas”, responde Wyoming.

El ‘Papa’, como regalo de aniversario, ofrece al presentador la oportunidad de confesar con el. “De los siete pecados capitales… un poco de todo”, comienza Wyoming. “El pereza Todos los días me levanto a las siete de la tarde. El ir atodo el tiempo, cada vez que tengo que atarme los zapatos y no llego… me cago en su jefe”, le dice al ‘Papa’.

Envidiar No, porque como también estoy todo el día con avaricia… no tengo”, continúa. “El glotonería Sí, tengo que confesar que incluso he bañado torreznos en chocolate”, explica. “Lujuria“¿?” pregunta el ‘pontífice’. “Lujuria, lujuria”, responde el presentador. “Y encima de eso malas bromas…mientras te escucho de nuevo retruécano Te van a dar 10 Padrenuestros, 20 Avemarías y 30 Burpees, idiota”, responde el ‘Papa’. Finalmente, absuelve todos sus pecados.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV La firme decisión que han tomado Felipe y Letizia
NEXT La extraña actitud de José Ortega Cano en su sorpresiva reaparición tras el ultimátum de Ana María Aldón