Los 370 millones que ganaron los Vercher vendiendo melones Bollo

Benifairó de la Valldigna Es un pequeño municipio de la provincia de Valencia, a sólo 55 kilómetros de la capital y considerado mayoritariamente de izquierdas. Con una economía centrada casi exclusivamente en la agricultura, especialmente en los cítricos.icos, como es tradición en la zona-, en 2021 fue noticia por un dato insólito. Sus poco más de 1.500 vecinos habían triplicado sus ingresos en sólo un año hasta 30.682 euros por persona, según certifica el propio Instituto Nacional de Estadística (INE). ¿Quién era el hombre rico del pueblo? Todos pensaron en los Bollo.

Los Bollo, como se les conoce en el pueblo, son los Vercher, que hasta 2023 eran algo así como Los reyes del melón en España. Es decir, hasta que vendieron la empresa centenaria que fundó en el propio Benifairó en 1922. José Vercher Cuñatel abuelo y bisabuelo, respectivamente, de Compañía José Vercher y Carla Vercher Talens. Padre e hija, como director general y directora de marketing, se habían convertido en las dos principales caras visibles de la empresa familiar Bollo de Frutas Internacional.

El gran éxito llegó de la mano de la tercera generación.cuando José y sus hermanos Juan, Sergio y Óscar coincidieron vender la histórica firma al fondo Fremman Capital por 300 millones de euros. De esta operación nació el gigante agrícola Bollo de frutas naturalesdesde que la empresa de Benifairó se había convertido en una multinacional que facturaba 180 millones de euros, vendió 190 millones de kilos de fruta y propiedad 1.200 hectáreas para el cultivo de melones y cítricos en ValenciaMurcia y Huelva, además de fincas en Brasil y Senegal para garantizar lo que nadie había conseguido hasta ahora: servir melón los 365 días del año.

Desde Benifairó, los Vercher dieron forma a un humilde negocio para convertirlo en un líder mundial en producción y comercialización del famoso melón Piel de Sapo. No sólo eso, porque además de la comercialización de cítricos, sandías y otras frutas tropicales, Bollo logró algo difícilmente imaginable en el sector: el éxito con una línea gourmet de melones. La venta de fruta de alta gama es obra de los Vercher. Según la lista de Los más ricos de España en 2024el Familia de la empresa Vercher Por primera vez acumula un patrimonio neto de 370 millones de euros.

Para entender el fenómeno comercial –e incluso social– que lograron los Bollos, sólo hay que pensar en cuántas frutas se asocian directamente a una marca. Melones Bollo es uno de los pocos. Que Jorge Javier Vázquez vendió su bondad en Sálvame ayudó. Pero no sólo el presentador de Telecinco aportó su atención al imaginario colectivo que Los melones bollo “son los buenos”, como decía su famoso lema.

María Teresa Campos o Jordi González también Se declararon fanáticos del melón y anunciaban el Bollo, mientras los chefs Karlos Arguiñano o Bruno Oteiza los incorporaron a sus recetas En televisión. De Sálvame a el hormiguero pasando por terciopelo cualquiera SobrevivientesEl melón Piel de Sapo encontró su hueco en el prime time televisivo.

Carla Vercher fue precisamente una de las artífices del estrategia publicitaria que catapultó al melón Bollo. Sigue estrictamente la máxima del gurú de marcaAndy Stalman: transforma a tus clientes en creyentes. No en vano, la propia Carla ha confesado en alguna ocasión que en Bollo el marketing está arraigado en su ADN. Hace un siglo ni siquiera existía como tal, pero su bisabuela ya cuidaba mucho la presentación de la uva. Concibió la caja de uvas como la mejor tarjeta de presentación.

Porque El negocio Vercher empezó con los viñedos y los viajes en coche de José Vercher Cuñat en busca de lo mejor Uvas moscatel. Hasta el filoxerael insecto que devora las hojas de la vid y cuya plaga casi destruyó los viñedos europeos a finales del siglo XIX, obligado a cambiar de estrategia. El fundador de la saga familiar tuvo que arreglárselas para empezar desde el principio. Fue entonces cuando pasó a la agrios. Y la historia ya era otra.

José Vercher Cuñat, padre de Carla. EM

Los inicios, aunque modestos, permitieron abrir en 1922 la “primera pequeña gran empresa” en Benifairó. De hecho, la primera ampliación no llegaría hasta la segunda generación, con José Vercher Jr. y su esposa Matilde Compañía, quien modernizó la firma y adquirió una nueva flota de vehículos para expandir la marca por todo el mercado español. Para él saltar al mercado europeo Habría que esperar hasta los años 90. Y, a partir de entonces, el La expansión internacional no se detuvo. De producir en Benifairó a probar suerte en Sudáfrica, Argentina, Chile, Uruguay…La incursión en Brasil y Senegal se completó con la creación de dos filiales.

La relación de los Vercher con Bollo International Fruits terminó en 2023. Pero esto no significa que los melones hayan perdido la etiqueta Bollo. Por el contrario, el Piel de Sapo repetirá en 2024 por octavo año consecutivo con el Sello Sabor del Año. Como dirían los Vercher, “estos son los buenos”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Nacho Figueras, escudero del príncipe Harry en su guerra con William
NEXT Tiera Kennedy llora al escucharse cantar en “Blackbird” con Beyoncé – .