Ureña and Roman: intimate enemies – .

Ureña y Román, tan distintos y a la vez tan parecidos. El toreo serio, íntimo, desnudo, claramente desgarrado y ciertamente clásico de Ureña, frente al gesto efusivo, a ratos desenfadado, modernista e imprevisible de Román. Ése es el cartel del Aula de Las Provincias (terraza del hotel Only You, a las 12.00 horas del próximo miércoles 10 de julio, entrada gratuita). Dicho así, podemos hablar de dos personalidades taurinas muy distintas, pero si damos un paso más llegamos al mismo punto de encuentro, dicho en términos taurinos, al tercio de la emoción, el objetivo último mismo del toreo, un fin que ambos persiguen de formas distintas y un arma común, el coraje. Es cierto que se supone que los toreros tienen coraje, pero en unos se nota más que en otros y en estos dos, está muy claro. Son dos hombres valientes que además hablan claro, en realidad dos toreros a la caza de emociones.

Ambos están anunciados para la Feria de Julio, la Fira en su propia lengua, (21 de julio) en un mano a mano que se antoja emocionante y promete emociones fuertes; ambos han triunfado en la Feria de San Isidro, que es uno de los avales más valiosos en la actualidad y ambos triunfaron a lo grande en las Fallas, que no es poco, detalles que a ambos les borran cualquier sospecha de artificialidad para convertirlo en un auténtico desafío. Y si hay que buscar argumentos más ocultos, aunque no por ello menos perseguidos, podemos ver que ambos pelean por ganar más aprecio en las instancias superiores del llamado sistema que no les hacen justicia, seguramente por su malestar entre el establishment, seguramente.

Estos días han traspasado, por así decirlo, los límites del dramatismo. Ureña espera reaparecer, lo hará en Valencia, tras la fractura de clavícula que sufrió a causa de un toro en Madrid; Román ya ha reaparecido en un festival y toreará mañana en Pamplona, ​​lo hizo tras una tremenda cornada en Vic que le atravesó el muslo en varias direcciones, nada comparado con lo que podría haber sido. La demostración de que nada es gratis ni fácil en el toreo.

Un nuevo romano

Ureña, en declaraciones a Las Provincias, califica su presencia en la Feria de Julio como algo muy especial, pues no volvía a ella desde la temporada 2019, de la que salió victorioso. “Es una cita que me hace muchísima ilusión. Torear en la plaza de Valencia, que considero una de mis favoritas, y además ser mi regreso tras el incidente de Madrid, es algo muy importante para mí”.

Sí que ha toreado en la feria fallera durante este tiempo y con mucho éxito, sobre todo en la última edición en la que se proclamó vencedor con una actuación extraordinaria, pero no quiere elegir “Me gustan las dos ferias. Me gustan las Fallas, me gusta Julio, me gusta Valencia y me gusta la ciudad.” Ha reaccionado rápidamente.

Román, por su parte, apoya abiertamente la Feria de Julio. “Las fallas te pillan desprevenido, el cuerpo no está a punto, es como si te faltara algo. Por eso, aunque en julio el toro esté más toro y vaya menos gente al ruedo, los toreros estamos a mejor nivel”

Está igualmente entusiasmado por el próximo partido uno contra uno. “Para mí, el toreo en Valencia es siempre una motivación. Es mi casa y aunque me supone una gran responsabilidad, lo disfruto mucho. Aquí nací y me crié como torero. Me anima a superarme. Ahora me toca demostrar que soy un nuevo Román”. Ya le preguntas qué significa eso y él se lanza tan decidido como siempre. “Significa que verán a un Román que ha evolucionado mucho, aunque en esencia sigo siendo el mismo Román, sólo que más involucrado en el tema, más enamorado de mi profesión”.

Vuelve tras matar seis toros en Fallas, una tarde que considera marcó un antes y un después en su carrera “Al principio todo fue en contra, el viento, el día tan desagradable que amaneció, la corrida de toros… fue una tarde difícil pero bonita y por supuesto que quiero volver”.

Preguntado por Román, compañero y competidor directo en esta feria, el lorquino expresa la mejor de las opiniones “Además de ser mi amigo, Román es un torero que se ha ganado todo lo que tiene a base de trabajo y de mucha honestidad delante del toro. Le respeto muchísimo. Nadie le ha regalado nada y está haciendo carrera a base de su verdad, que no es otra que su entrega delante de los toros”.

Román, por su parte, considera a Ureña un amigo con quien pasó mucho tiempo. “Se podría decir que fue mi maestro, aprendí mucho de él. Cuando yo empezaba a torear, él estaba en las ferias. Estuvimos cuatro años viviendo y entrenando juntos”.En realidad, dice, no hay nada que le quite competitividad al mano a mano de la tarde. “Al contrario, lo que quiero es dar lo mejor de mí y entiendo que él también. Vamos a darlo todo, ninguno de los dos se va a dejar llevar. Siempre he pensado que el éxito de uno no depende del fracaso del otro”.

Fondo

El mano a mano tiene un precedente en la feria de julio de 2018 con toros de Algarra. “Fue una tarde dura para mí. Paco estuvo sensacional” Román recuerda que a pesar de que ese día lo cargaron en hombros, señala “No fue una de mis mejores tardes. La recuerdo como muy emocionante, pero no la mejor”.

Teniendo en cuenta que la Feria de Julio en Valencia es la víspera de las Fallas, un evento especialmente deseado por todos los aficionados a los toros, Ureña no se decanta por ninguna de las dos. “No me había dado cuenta, pero más allá de esas circunstancias, Valencia siempre es importante. Además está la corrida de toros en octubre y esa también es una tarde muy apetecible”.

Dice que se está recuperando de su fractura de clavícula, ya ha comenzado a jugar en el campo y está ansioso por regresar. “Uno se acostumbra a estas situaciones, son cosas que tienes que aceptar desde el momento que decides ser torero” Y sobre un tema tan desagradable, añade que no sabe el número de percances que ha sufrido a lo largo de su carrera, pero son más de veinte. Por supuesto, demasiados, le señalo, y asiente. “por supuesto”.

Respecto al trato que recibe el llamado sistema en referencia a la política empresarial, Román habla con la sinceridad que le caracteriza y asegura que “En el toreo cada uno está donde se merece” y reconoce que el año pasado pasó por una etapa en la que las cosas no le iban como quería y que ahora todo ha cambiado: “He sido uno de los triunfadores en Madrid y Valencia y todo parece más claro”.

No hay duda de si vale la pena enfrentarse cara a cara. “Yo diría que es el cartel de la feria. Nadie se va a aburrir. Los dos vamos a darlo todo”. Mientras que Ureña afirma ““Ni como aficionado ni como torero me lo perdería”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV La sorprendente decisión de Sloukas sobre los Juegos Olímpicos: “No sería justo…”
NEXT El Real Club Tenis El Candado se lleva la plata en el Campeonato de España Júnior por Equipos – .