Las claves de una hazaña – .

Las claves de una hazaña – .
Las claves de una hazaña – .

El salto que paró el tiempo en el minuto 119 de Mikel Merino. Su cabezazo impecable, como un dardo directo al corazón de todo un país ilusionado con su Eurocopa. El liderazgo de un futbolista que pedía a gritos una oportunidad como Dani Olmo, decisivo con un gol y una asistencia. Un nuevo recital de madurez de un chaval de 16 años llamado Lamine Yamal. El despliegue defensivo de Aymeric Laporte. Estas fueron las claves de la gesta de España el pasado viernes en la Eurocopa 2024.

Poder ‘desde la cabeza’

Aunque los momentos de superioridad de La Roja sobre Alemania llegaron gracias a su buen manejo del balón, la forma en la que finalmente lograron el triunfo fue con otro cabezazo para la historia. Justo cuando Niclas Füllkrug aumentó la potencia alemana y puso a los de De la Fuente al borde del abismo.

El cabezazo de Merino del 5 de julio en el Stuttgart Arena es uno de los más laureados de todos los tiempos y de los más laureados de la historia de la Eurocopa, junto al de Alemania. El 20 de junio de 1984, en el Parque de los Príncipes, Antonio Maceda fue el primero en batir a la ‘Mannschaft’. El empate supuso la eliminación de España del torneo y el central cabeceó un centro de Juan Señor para salvar a la selección y conseguir el pase a semifinales.

Fue la jornada en la que Carles Puyol había hablado con Xavi Hernández el 7 de julio de 2010 sobre dónde debía buscar su disparo en las jugadas a balón parado. En el minuto 73, el defensa voló con potencia, superando a todo rival que se le puso por delante para rematar con el alma el balón a la red.

Con la misma potencia subió Mikel Merino tras un centro suave y medido de Olmo, abrió las piernas para equilibrar el juego aéreo y remató de cabeza con precisión al córner de Manuel Neuer para dar la victoria a España.

Un paso adelante

La apuesta de De la Fuente por Pedri se mantuvo hasta que le lesionó Toni Kroos. Era la oportunidad que Olmo estaba esperando.

Desde la mediapunta supo leer los espacios para aparecer en el momento justo y poner la precisión en el primer disparo para adelantar a La Roja. Su centro con música pasará a los anales de una acción por la que siempre se recordará a Mikel Merino.

Dinamismo

En el vértigo que provoca cada vez que recibe el balón y corre sin pensar, Yamal fue decisivo con su segunda asistencia de una Eurocopa, pese a que aún no ha cumplido los 17 años. Ya había generado algunas acciones mal acabadas de Álvaro Morata, cuando rompió el partido en una jugada en la que puso la pausa perfecta en el mundo rápido en el que vive en cada partido. Pisó el balón, arrancó y sorprendió filtrando un pase en el momento justo en el que llegaba Dani Olmo. Una acción estelar y decisiva.

Firmeza

Con un despliegue defensivo esplendoroso, Aymeric Laporte despejó las dudas que acompañaban a su convocatoria para jugar en una liga ‘menor’ como la de Arabia Saudí o a su estado físico. Surgió cuando España sufría del empuje alemán, de los continuos centros desde los costados, cabeceando todo lo que podía y reduciendo distancias para convertirse en el jugador de la selección que más despejes ha realizado, ausentándose del primer partido y disputando parte del tercero.

Nacho creció alrededor de Laporte, Cucurella peleó con todo lo que pudo, sufriendo en el aire pero robando innumerables balones con una exhibición de velocidad, y Dani Carvajal se convirtió en otro pilar, amargando el día a Musiala, uno de los grandes peligros.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Fernando Tapia llega este miércoles a Monterrey para firmar con Tigres – .
NEXT Problema central en Alemania – .