“Repetir la victoria y hacerlo de verde es especial” – .

“Repetir la victoria y hacerlo de verde es especial” – .
“Repetir la victoria y hacerlo de verde es especial” – .

En la frontera entre Semur-en-Auxois y Colombey-les-Deux-Eglises, Los puntos de salida y llegada de la etapa de ayer fueron varios supermercados Intermaché, algunos de los cuales también contaban con gasolinera incluida, quienes estuvieron presentes durante el recorrido. Incluso el propio equipo posó frente a uno de ellos antes de partir en un día lluvioso. El día más frío de este Tour, con corredores incluso luciendo gorros de invierno en meta, en contraste con los pantalones cortos e incluso tirantes de los aficionados, completamente empapados por la lluvia.

Muchos de ellos esperaron durante horas junto a la meta, en el pueblo. donde están enterrados los restos del general Charles de Gaulle (aquí murió) para ver al eritreo Girmay levantar los brazosEl ciclista que hizo historia en Turín esta semana al convertirse en el primer africano negro en ganar el Tour y una vez más dejó su huella al convertirse en el primer corredor (y equipo) en repetir éxito en este Tour. Llegó en el octavo día. “Ganar una etapa ya es algo increíble. “Conseguir dos, y esta vez con el maillot de la regularidad, ya es muy especial”dijo el eritreo, que vestía la camiseta verde, que ahora parece más prometedora tras la retirada de Mads Pedersen.

El danés, tras una caída en el sprint en el que finalmente se impuso Cavendish, y tras dos días resistiendo al dolor, se presentó ayer a la salida con el brazo en cabestrillo, aunque sin fracturas. Girmay, Después de “agradecer” irónicamente al equipo de Cofidis, que trabajó para Coquard, por el lanzamiento, habló de su ambición: “Creo que lo que he conseguido ya es muy importante, pero ahora que tengo el maillot verde lucharé al 100% para llevarlo a Niza. Turín me ha quitado un gran peso de encima y, pase lo que pase a partir de ahora, será un gran Tour para mí”.

Uno de los nombres más destacados de este Tour tras ocho etapas es Jonas Abrahamsen. El noruego de 28 años ha pasado prácticamente toda su vida deportiva ligado al Uno-X, equipo de su país que realiza su segunda participación en la carrera francesa.Lo mismo que Jonas, que cada día tiene una cita con el podio para recibir el maillot de la montaña con sus icónicos lunares rojos. Volvió a sumar los pocos puntos que había en juego y ahora tiene 33, frente a los 20 de Pogacar. Evidentemente, una ventaja mínima, y ​​es posible que este premio se lo lleve alguno de la clasificación general, pero el noruego luchará por ello… y más, porque ayer incluso se disputaba la etapa en solitario con una galopada brillante.

Abrahamsen, a pesar del “dolor en las piernas”, fue el combativo

“Me duelen bastante las piernas, Así que espero recuperarme bien para mañana. Me gusta tener dolor en las piernas para que se fortalezcan más tarde. “Me costó mucho sumar tantos puntos como fuera posible, pero los corredores de Education First no me siguieron el ritmo y yo lo único que intenté fue darlo todo para intentar conseguir la victoria”. “Lo dijo más tarde en meta. Como era de esperar, fue premiado como el más combativo de la etapa y advirtió que seguirá intentando “probar suerte”.“en busca de la victoria deseada.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todo el deporte en un solo lugar: las últimas noticias del día, la agenda con las últimas novedades de los eventos deportivos más importantes, las imágenes más destacadas, la opinión de los mejores escritores de AS, reportajes, vídeos y algo de humor de vez en cuando.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV De Almodóvar del Río a Múnich con España – .
NEXT Pellegrini toma una drástica decisión con Alex Collado