Eurocopa España – Alemania

Eurocopa España – Alemania
Eurocopa España – Alemania

Stuttgart, Alemania (Enviado especial)



07/05/2024

Actualizado el 06/07/2024 a las 00:55
CEST

Contará la historia de Toni Kroos Colgó su violín en una húmeda tarde de julio en Stuttgart. En un partido incómodo, corrieron demasiado detrás del balón debido a un grupo de jóvenes descarados que se presentaron ante los anfitriones sin complejos. En realidad, no tenían por qué tenerlos, ya que llevaban años ganando a los alemanes en las categorías inferiores. Y en la selección absoluta no perdían desde 1988. Y esta tarde ganaron un partido en el que la fe impidió que los de Luis De la Fuente se rindieran ante una Alemania que les acorralaba. “El placer de sufrir”, había explicado Kroos a sus compañeros al inicio de esta concentración para la Eurocopa.

Tenía curiosidad por ver qué se le ocurriría a De la Fuente desde el principio: ¿piedra, papel o tijera? Alemania no tuvo dudas, sacó la piedra y el último baile de Kroos pudo durar seis minutos. El tiempo que tardó en atropellar a Pedriquien fue retirado del campo por un probable esguince lateral interno en la rodilla, y pisar a Lamine en el momento equivocadoAmbas jugadas podrían haberle valido una tarjeta amarilla, pero no fue amonestado. En lugar de salir con fuerza, los alemanes se mostraron exagerados y marcaron a Cucurella, Rodri y Lamine, a quien Nagelsmann atacó llamándolo “inexperto”. El novato recibió ‘regalos’ de Can, Raum, Tah…

En el primer cuarto de hora España entró en el partido bien y con fuerza. Generó remates (Pedri, Lamine, Fabián, Nico…), pero sin puntería. Y de repente, De la Fuente pasó del plan A al plan B. De piedra a tijera. Dejó de asfixiar a los alemanes, pasó a un bloque medio, cedió el balón a los de Nagelsmann y les invitó a desplegarse para llegar a su espalda. Kroos ganó treinta metros y la Mannschaft empezó a fluir. El equipo local arrancó y Unai buscó sin éxito a Morata. Ahora era España la impaciente, perdiendo el balón muy rápido. El único disparo alemán llegó a los 20 minutos, un débil cabezazo de Havertz, Olmo observó a Kroos y Nico fue una mina de oro. El partido se estabilizó porque España se recuperó rápidamente tras perder la posesión y eso le permitió pasar de la piedra al papel, empezando a acumular más posesión. Cuando Taylor pitó el descanso, Gündogan y Kroos jadeaban. Los cambios de rumbo de España marcaron el partidoPero como decía Carvajal, “cuando estamos arriba tenemos que ser contundentes”. Ese es el deber de este equipo.

El descanso ofreció algunas jugadas interesantes. De la Fuente cambió jugadores, Nacho por el amonestado Le Normand, mientras que Nagelsmann subió dos puntos la intensidad de su equipo. Defensivamente con Andrich por Can, ofensivamente con Wirtz por Sané. España volvió a salir bien y a los cinco minutos Morata se echó al suelo para recoger un balón que descolocó a los centrales.La pelota llegó a Lamine en el mano a mano con Raum, al que fintó un par de veces con la suficiente paciencia para ver llegar a Dani Olmo por detrás de Kroos y le dio un pase medido que el jugador del Leipzig empujó hacia la red. Tercera asistencia del ‘Niño’ a sus 16 años en una Eurocopa. La tijera española volvía a cortar.

La epopeya alemana encogió a España

Nagelsmann tuvo que mover una pieza, sacrificar un alfil, Gundogan, para poner una torre, Fullkrug. Alemania cedía al alarmismo, España, como también decía Carvajal, tenía que “saber sufrir”. Con Laporte y Nacho cerrando por detrás y Rodri y Fabián evacuando agua en la sala de máquinas, España se iba haciendo cada vez más pequeña. El baile final de Kroos no fue el esperado, hasta el punto de recibir una tarjeta amarilla en el minuto 66 por frustración. Alemania tenía en el campo a Musiala, Wirtz, Havertz, Kroos, Fullkrug, Kimmich… Jugó con más corazón que cabeza. ante una España tímida que perdió su exuberancia con los cambios, acabando en ataque con tres de los ‘soldados’ de De la Fuente: Olmo, Oyarzabal y Ferran. La calidad del equipo local, como era de esperar, empezó a generar ocasiones. Primero apareció Unai Simón, después la suerte en forma de poste de Fullkrug y, finalmente, En el minuto 89, Alemania marcó un gol merecido. En el enésimo centro al área, Kimmich tocó atrás y Wirtz remató a la red. Se fue a la prórroga. El Stadivarius de Kroos seguiría sonando al menos durante media hora más.

Prórroga y gol de Merino

La prórroga estabilizó el partido, lo que fue bueno para España. Pero las malas noticias se fueron acumulando. Carvajal fue amonestado, lo que le impedirá jugar la semifinal, y Fabián fue retirado por un golpe. Además, Laporte se quejó de un golpe en los riñones. En ese contexto complicado, Mikel Oyarzabal disparó con la zurda que se fue rozando el poste de Neuer, y Wirtz respondió con un disparo al palo. La semifinal estaba a un tiro de distancia y Alemania tenía más pegada. Musiala pudo marcar, pero la mano de Cucurella claramente interfirió, pero la jugada vino de una mano previa de Fullkrug.Los de Nagelsmann habían desfigurado a los de De la Fuente, que se quedaron en pie agonizando en una encomiable exhibición de resistencia. Y esa resistencia tuvo premio. Un centro al área de Olmo fue recibido por sorpresa por Mikel Merino que, desmarcado, cabeceó a la red. Otro de los ‘soldados’ de De la Fuente, titular en 2015 en aquel primer título de Haro con la Sub-19, marcó el gol de la victoria y la campanada en la Eurocopa.

La misma noche en la que Toni Kroos colgó las botas y guardó su Stradivarius para irse a casa después de deleitarnos durante dos décadas, La España de De la Fuente hizo historia al vencer por primera vez a un país anfitrión y alcanzar las semifinales, donde se enfrentará a Francia. La España Z superó su primer gran reto con sangre, sudor y lágrimas. Honor para Kroos, gloria para el equipo de De la Fuente.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Madrid suspende las pantallas gigantes para ver a España en la Eurocopa por las altas temperaturas – .
NEXT “España es el mejor equipo, sin duda” – .