posible traslado a otro espacio y limitación de visitas al museo – .

Lunes, 17 de junio de 2024, 16:34

Cada fin de año se realiza la misma carrera. Los museos publican sus balances con las visitas anuales, destacando sus respectivos incrementos de visitantes como medida de su buena salud. Sin embargo, esta necesidad impulsiva de crecer y superar datos prepandemia también está teniendo efectos no deseados en algunos casos que alcanzan límites que hablan de saturación y colapso en el ámbito cultural. La Fontana de Trevi en Roma, la Galería de la Academia de Florencia y el Museo del Louvre son algunos de los que han experimentado el efecto negativo del sobreturismo. La gran pinacoteca estatal de París lleva tiempo intentando abordar este problema, que resulta especialmente preocupante con su obra estrella, la ‘Gioconda’, debido a la saturación de la sala, que ya resulta incompatible con el disfrute de observar una obra de arte. Por este motivo, la dirección del museo se está planteando trasladar la obra ya que la locura por la obra de Miguel Ángel está afectando incluso al resto de la colección.

Panel con ponentes sobre sostenibilidad del Seminario ICOM en CM Málaga.

Ñito SALAS

«Estamos reflexionando porque tenemos el problema de la ‘Mona Lisa’, que se ha convertido en un icono y por eso la van a ver, pero hay que tener en cuenta la calidad de la visita y por eso estamos pensando en dónde exponerlo. Colocar la ‘Gioconda’ en otro espacio en el que también se prepara su visita y se incluye una presentación inmersiva”, anunció esta mañana Hélène Vassal, directora de apoyo a las colecciones del Museo del Louvre, en el marco del Seminario ICOM (Consejo Internacional de Museos ) que se ha celebrado este lunes en el foro CM Málaga del Palacio de Congresos. Una noticia que se ha desvelado durante el debate ‘Museos y sostenibilidad. Hacia un futuro común’ en el que distintos expertos han analizado el impacto del turismo en los recintos feriales y la necesidad de regular el crecimiento.

Esta no es la única medida de lo que se podría denominar el ‘efecto Joconda’, ya que Vassel también ha explicado que, además de la calidad de la visita, el Louvre también tiene en cuenta la accesibilidad del propio museo, por lo que ha impuesto un límite de 30.000 personas diarias para mantener ese nivel óptimo que compatibilice la demanda con el disfrute de los usuarios. Sin embargo, el interés por la ‘Mona Lisa’ ya ha superado todos estos niveles hasta el punto de que “las condiciones de visita son muy malas” en el caso de esta pieza emblemática, por lo que la dirección del museo se plantea exponerla. de forma diferente y sin afectar al resto de la colección.

Visita virtual y física

Esta situación extrema se empieza a vivir en otros museos. Así, el Rijksmuseum puso el año pasado un límite de asistencia a su cotizada exposición de Vermeer, al tiempo que llevó a cabo un potente desarrollo multimedia para que “los que no tuvimos la suerte de conseguir entradas pudiéramos verla”, Olga señalado en este debate. Ovejero, responsable del área de Difusión y Desarrollo del Ministerio de Cultura, quien ha abogado por el uso de la tecnología para compensar las evidentes limitaciones de visitas físicas que deben empezar a asumir los museos. Porque uno de los retos de la sostenibilidad es precisamente la conciencia de que, aunque se ha avanzado, aún queda una cuenta pendiente.

«Un cambio en la escala de valores es imprescindible, porque la realidad que nos encontramos es que los propios profesionales de los museos se resistirán al cambio y no renunciarán a crecer porque todavía se interpreta que a un museo le ha ido bien cuando aumentan las visitas y,» Probablemente, es cierto, lo que pasa es que el aumento de visitantes también genera problemas”, reflexiona Ovejero, quien ha puesto el dedo en la llaga ya que, además de tener los datos, hay un segundo nivel que es corregir los un rumbo que en algunos casos “supone paralizar la industria turística y por eso no se quiere”.

Mario Antas, director del Museo del Automóvil de Lisboa, durante su discurso.

Ñito Salas

Uno de los casos en los que se está priorizando la sostenibilidad desde el punto de vista social es en el Museo dos Coches de Lisboa, que era el centro de exposiciones más visitado antes de la pandemia con un 77% de turistas y no ha retomado estas cifras. Entre otras cosas, porque se ha priorizado la inclusión social, la diversidad y la visita del público portugués con un programa pionero para implicar a la sociedad más cercana en una institución que hasta ahora estaba considerada “para turistas”. En este sentido, el director del Museo del Carruaje, Mario Antas, también se ha referido a la tecnología y ha apuntado que “la digitalización de nuestras colecciones y la IA nos ayudarán a entender las colecciones, pero como persona de museo tengo que decir que” Nada sustituirá la experiencia de ver el objeto real con un mediador que nos lo explica”.

Este contenido es exclusivo para suscriptores.

Accede a todo el contenido el primer mes por 0,99€

¿Ya eres suscriptor? Acceso

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT El arte del ‘Renacimiento’ | Noticias Diario de Ávila – .