Obras toledanas formarán parte de la 24 Bienal de Sídney – .

Obras toledanas formarán parte de la 24 Bienal de Sídney – .
Obras toledanas formarán parte de la 24 Bienal de Sídney – .

▲ Pieza Cuatro figuras, 1984, de Francisco Toledo.Foto cortesía de la Bienal de Sydney

De la editorial

Periódico La Jornada
Martes 14 de mayo de 2024, pág. 3

El pintor oaxaqueño Francisco Toledo sigue presente en el arte actual, pues varias de sus obras formarán parte de la 24° edición de la Bienal de Sydney, en Australia.

con el nombre de Diez Mil Soles), este festival de arte logró reunir las piezas de 116 creadores internacionales, entre ellos el fundador del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, y estará en exhibición en espacios culturales de la capital australiana hasta el 10 de junio, informó el encuentro en un comunicado. .

El codirector de arte de la Bienal, Inti Guerrero, afirmó que se trata de “un compromiso de poner en diálogo la multiplicidad del mundo. Así como existen diferentes formas de referirse al sol en miles de idiomas, donde cada cultura tiene mitologías específicas relacionadas con el sol, también existen diferentes formas de existir en el mundo.

En Sydney celebramos esa multiplicidad desde varias perspectivas, no como un guiño a la diversidad cultural, sino para reunir la forma en que los artistas revelan las fricciones y complejidades de los contextos que habitan y los lugares que imaginan.

Añadió: Con la obra de Toledo logramos formar un cuerpo de obra para mostrar en Australia la complejidad de su universo y sus múltiples referencias, las variadas formas en que este gran artista creó imágenes de mundos que respondían a esta.

Mencionó que el maestro oaxaqueño va más allá de ser un creador de estudio. “Realmente movilizó redes humanas y comunitarias; Es un ícono que existe en el imaginario colectivo de México y América Latina. Toledo fue más allá de la idea de artista: fue un agitador cultural, místico y activista.

“Expuestas como constelaciones, la selección de obras fue diseñada para que cada pieza sea un portal a un espacio-tiempo diferente, ya sean sus intrigantes autorretratos, sus divertidos collages sobre construcciones precoloniales, así como su iconografía mitológica de los animales-ancestros de la cosmogonía zapoteca”.

Una feria optimista y crítica

La exposición ocupa seis espacios entre museos e instituciones; incluso una antigua central eléctrica que fue reinaugurada como espacio cultural.

“Sobre todo queríamos hacer una bienal optimista, crítica, pero creyendo en el poder transformador del arte. Esto es necesario sobre todo en una época en la que el pensamiento apocalíptico es hegemónico, pues constantemente se piensa que vamos hacia el fin del mundo; Esto nos priva de la posibilidad de cambiar cosas que aún pueden modificarse.

El sabio Alton Krenak decía que tenemos la capacidad de cambiar el mundo que habitamos. También debemos recordar que muchas culturas indígenas, pueblos originarios, vivieron realmente el fin de sus mundos. Pero muchas cosas también han sobrevivido gracias a la resistencia y resiliencia de estos contextos, como el zapoteco y sus legados culturales y lingüísticos, que fueron difundidos por Francisco Toledo.Dijo Guerrero.

Respecto a la sede, el codirector del festival aseguró que Australia es un lugar ideal para el lenguaje visual que creó Toledo, porque todo lo que tiene que ver con territorio y mitologías, donde aparecen animales o figuras zoomorfas, son parte de muchas de las naciones aborígenes aquí. Nuestro primer deseo era ver cómo conectar al público con todas estas fábulas, mitologías y mundos fantásticos que aparecen en gran parte de la obra de Toledo..

En la exposición también se encuentran cerámicas que realizó sobre la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. El maestro Toledo captó ese momento, que muestra la diversidad de prácticas que tuvo como artista y activista social.concluyó Inti Guerrero.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Del retrato de Van Gogh al Dalí desaparecido 60 años
NEXT Elliot Erwitt, el fotógrafo que supo retratar el mundo con humor