artistas (todos excelentes) finalmente en la portada – .

artistas (todos excelentes) finalmente en la portada – .
artistas (todos excelentes) finalmente en la portada – .

Ramón Gómez de la Serna. escribió sobre el pintor María Blanchard (Santander, 1881-París 1932): “No es maldad femenina, sino varonil […]”, quimérica y secreta, nigromántica, ingenua como la voz de una niña”. Era una forma de definirlo como cualquier otro. Un modo, sin embargo, que refleja con cierta precisión el pensamiento de su época: de nueva era 1915. Entonces, como hasta hace muy poco, estaba muy extendida la idea de que, si una mujer mostraba signos de inteligencia corrosiva, algo masculino debía estar acechando en su interior. Por eso también convenía infantilizarlo, para que nadie se alarmara creyendo que se encontraba ante un peligro público. Eso ocurrió la primera vez que Blanchard expuso en España. Ahora, desde una perspectiva muy diferente, el Museo Picasso de Málaga presenta María Blanchard. Pintor a pesar del cubismomonografía dedicada a este artista nacido en 1881 en el seno de una familia de la burguesía cántabra, amigo de Juan Gris cualquiera Diego Riveraquien tras su paso por París se unió a la vanguardia cubista y posteriormente ideó un universo propio de figuración cálida y elegante, atemporal, que hoy podría tomarse por la obra de algún pintor novedoso.

Eva Lootz. Sala Alcalá 31. Madrid. Del 8 de mayo al 21 de julio de 2024. los dibujos de Eva Lootz Son una de las partes más interesantes de su producción, que compartirá espacio con sus instalaciones en Alcalá 31. Y eso no es todo: en junio llegará también al museo Reina Sofía su esperada exposición.Rafael Trapiello

Es una buena noticia que la exposición de Blanchard coincida con otra dedicada a un artista contemporáneo, el colombiano Delcy Morelos (Tierralta, 1967), en el CAAC de Sevilla, comisariada por el director del centro, Jimena Blázquez. Porque la obra de Morelos se sitúa en el extremo opuesto de lo que describió Gómez de la Serna: ni varonil ni malvada, ni nigromántica ni quimérica, ni ciertamente ingenua o infantil. Todo lo que Morelos enuncia con voz firme tiene que ver con la urgencia del aquí y ahora, porque hay pocos temas tan apremiantes como nuestra relación con la tierra. Quienes visitaron la última edición de la Bienal de Venecia no habrán olvidado la instalación que plantó en el Arsenale, en la que la tierra surgía del suelo en bloques compactos y fragantes que se recorrían como en un laberinto. Morelos devolverá la tierra misma al museo, en un llamado a renovar nuestros vínculos perdidos. Un mensaje que también se escuchará en el C3A de Córdoba, gracias al colectivo Ecologías de pazproyecto de fundación de Francesca Thyssen-BornemiszaTBA21, que reunirá obras de 40 artistas, entre ellos Cristina Lucas, Cristina Garrido cualquiera Vivian Suter. Mientras tanto, en la sala Alcalá 31 de Madrid, el artista austriaco-español Eva Lootz (Viena, 1940) presenta Si todavía quieres ver algo, que propone un reencuentro entre arte y ciencia que no se aleja demasiado de las propuestas de Morelos, a pesar de sus diferencias formales. En las instalaciones y dibujos que allí se pueden contemplar, una de las creadoras más consistentes y prestigiosas de nuestro panorama (Premio Nacional de Artes Plásticas en 1994) parte de la vibración y la luz para desarrollar su contundente discurso. Lenguaje, materia y proceso también estarán presentes, como siempre en Lootz.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Una muestra recorre la carrera de Milo Lockett
NEXT Pedro Ferrazini | Cómo repensar Rosario a través de su arquitectura – .