La influencia de Leonardo Da Vinci en la ‘Gioconda sin sonrisa’ de Julio Romero de Torres

La influencia de Leonardo Da Vinci en la ‘Gioconda sin sonrisa’ de Julio Romero de Torres
La influencia de Leonardo Da Vinci en la ‘Gioconda sin sonrisa’ de Julio Romero de Torres

Más de 400 años separan estas obras, que representan dos de las creaciones más importantes de los genios que las crearon. ‘La Gioconda’, del erudito florentino leonardo da vinciy ‘La Chiquita Piconera’, que plasmó el pintor cordobés julio romero de torres, Tienen múltiples similitudes; ‘La Mona Lisa’ sirvió de inspiración al simbolista español, que tomó referencias del retrato de Lisa Gherardini para lo que se ha considerado su testamento pictórico.

El primer punto en común es el objeto del cuadro: son dos representaciones femeninas que protagonizan dos obras. Y lo hacen centrando en ellos la mirada del espectador, captándola. Además, los dos artistas mostraron un profundo interés por la representación de la figura humana, especialmente en el caso de la mujer.

En segundo lugar, ambos protagonistas tienen una expresión facial enigmática. La sonrisa de Mona Lisa es una de las características más intrigantes de la pintura de Da Vinci. Innumerables estudios han intentado desentrañar la expresión misteriosa. Muchos han llegado a la conclusión de que el artista utilizó una técnica pictórica que hace creer al ojo humano que la expresión retratada está cambiando.

En el caso de ‘La Chiquita Piconera’, la mirada de la protagonista, directa, sin contemplación, de semblante serio, también ha sido objeto de interpretaciones. El modelo mira penetrante, no al infinito como en la pintura clásica, pero de forma directa y cercana.

En el uso de la luz y color También se pueden establecer similitudes entre ambas creaciones. Tanto Leonardo da Vinci en ‘La Gioconda’ como Julio Romero de Torres en ‘La Chiquita Piconera’ utilizan técnicas que juegan con ambos elementos para crear atmósferas cautivadoras. En ambas obras se puede ver tonos cálidos y especial atención a una iluminación que realza la belleza y sensualidad de las figuras representadas.

Los fondos de las dos obras también guardan cierta similitud, con sugerentes paisajes: en la de Romero de Torres, una Córdoba envuelta en niebla; en Da Vinci, un paisaje utilizando el Perspectiva aérea y sin un punto de fuga claramente definido, que las últimas investigaciones han señalado como la ciudad de Bobbio, Italia, y en la que destaca la representación del puente Vecchio.

Exploradores de emociones

La muy utilizada técnica de ‘esfumado’ de Da Vinci, que implica la aplicación de múltiples capas finas y transparentes de pintura para crear transiciones suaves entre tonos y lograr un efecto difuminado, se utilizó en muchas otras pinturas de Romero de Torres.

Ambos genios mostraron en sus obras un profundo interés por explorar la psicología y las emociones. Da Vinci fue pionero en representar expresiones faciales realistas, mientras que Romero de Torres también destacó por su capacidad para captar el estado de ánimo de sus modelos.

Manteniendo las distancias, ambos autores demostraron a lo largo de su vida curiosidad por diversas disciplinas. Aunque el florentino no sólo mostró interés, sino que ha pasado a la historia por destacarse como pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, botánico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista; La obra de Romero de Torres refleja una profunda sensibilidad hacia la música, la poesía y la cultura popular.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV “Superó mis expectativas” – .
NEXT “El primer verano desayunamos aquí con gafas de sol” – .