El Museo ABC reabre con un recorrido por un siglo de ilustración

Los amantes del dibujo y la ilustración están de enhorabuena. Tras cuatro años de cierre, el Museo ABC vuelve a abrir sus puertas. Una novedad muy esperada, al tratarse de un centro pionero en España, un museo único. Inaugurado en 2010, y habiendo revitalizado la zona de Conde Duque, se vio obligado a cerrar debido a la pandemia diez años después. En febrero de 2022 se firmó una adenda para modificar el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Madrid y la Fundación Colección ABC, firmado en 2007.

La jaula de los monos I
Arriba, Luisa Navia-Osorio. ‘Recortes. Alaska’.
Fundación Colección ABC

Desde enero de 2023, el Museo ABC comparte edificio con el Centro Cultural Clara del Rey de la Patronato Centro Municipal. Está situado en los números 29-31 de la calle Amaniel -antigua fábrica de Cerveza Mahou-, en pleno centro de Madrid, junto al convento de Comendadoras y a un paso del Centro Cultural Conde Duque. El museo conserva la gran sala de exposiciones de la planta baja y sigue guardando allí su impresionante colección, con más de 150.000 obras. Un tesoro inagotable.

Vuelve a estar de moda, con una revisión de un siglo de ilustración (desde 1891, cuando se crea Blanco y Negro, hasta 2000), a través de más de doscientas obras. A exposición coral, no con uno, ni dos, sino hasta siete comisarios. Seis de ellos ofrecen su visión personal sobre la colección con temas y puntos de vista muy diferentes. Uno para cada período cronológico. ‘La jaula de los monos’el título de este ‘cadáver exquisito’, evoca aquella frase del fundador de Blanco y Negro y ABC, Torcuato Luca de Tena: ‘Entra la carta con los monos’. Se refería a ilustraciones y fotografías.

La jaula de los monos II
Arriba, Enrique Climent. ‘Estampas de Madrid. Verbena’.
Fundación Colección ABC

Andrés Trapiello se suma a los seis comisionados con una muestra transversal, ‘Este Madrid’, con ilustraciones centradas en la capital, que tan bien conoce este leonés y a la que dedicó un libro, un relato personal y literario de esta ciudad. Ambas exposiciones (siete en una) permanecerán abiertas hasta finales de septiembre. El día 13, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, presidirá la inauguración.

Inmaculada Corcho, directora del Museo ABC, explica que “las líneas de trabajo seguirán siendo las mismas que teníamos desde el principio: revisar la presencia de la ilustración como parte del arte desde finales del siglo XIX y darle a la ciudad el espacio que no ha tenido en años recientes. Habrá continuidad, pero en un formato más pequeño. Y, sobre todo, seguir manteniendo la colección, que es lo importante. Bien de Interés Cultural, «es un patrimonio con un fondo tan inmenso que dará mucho. “Seguiremos recuperando ilustradores y obras que no se han visto”. Se programarán varias exposiciones al año.

Corcho Inmaculado, en la exposición

Tania Sieira

Precisamente, la Plaza Inmaculada Corcho se estrena en esta exposición con la década que pasa de 1891 a 1900, la prehistoria de la ilustración. «En 1899 es cuando Blanco y Negro alcanza su apogeo con el nuevo edificio de Serrano. En esa década se propuso la mecanización de la imprenta y la profesionalización de la ilustración, que se circunscribía al humor y la sátira. ¿Quién participaba entonces en la ilustración de prensa? Pintores, comediantes y fotoperiodistas.. Hay ilustraciones muy curiosas e interesantes, como las que envió Infante desde Cuba, que dibujó en el campo de batalla. Era muy difícil transportar el equipo fotográfico hasta allí. Esta década, afirma Inmaculada Corcho, “está muy marcada por los estilos pictóricos del momento. “Son muy realistas, muy tradicionales”. Entre los nombres propios, Ángel Díaz Huertas, Narciso Méndez Bringa, Cecilio Pla, Ricardo Canals, Agustín Lhardi, Mecachis, Pedro de Rojas… Eugenio Varela Se incorpora como el primer Director de Arte en la prensa. Y Señora Gironellapintor de origen francés afincado en Madrid, ilustra las primeras secciones de moda.

De izquierda a derecha, Eduardo Alaminos, Fernando Castillo y Víctor Zarza

A B C

El viaje por un siglo de ilustración continúa con tres paradas: 1901-1918, 1919-1930 y 1931-1945cuyos comisionados son, respectivamente, Víctor Zarza, Eduardo Alaminos y Fernando Castillo. En 1903, Prensa Española lanzó ABC. En los años 20, la mujer moderna, la moda, el deporte, las vacaciones, los cafés entran en escena en las páginas de Blanco y Negro… Gómez de la Serna, Tono, Fresno, López Rubio… se integran en la compleja sociedad española de la guerra y la posguerra. , a Edad de oro de la ilustración: Sancha, Baldrich, Penagos, Sáenz de Tejada…

Juan Manuel Bonet, en la exposición

Tania Sieira

Juan Manuel Bonet, presidente de la Fundación Colección ABC, es el único que puede presumir de haber profundizado en las 150.000 obras de la Colección ABC. Fue comisario de ‘El efecto iceberg’, una antología con 390 obras, con la que el Museo ABC inauguró en 2010. Desde entonces, por sus salas han pasado cómics, manga, cómics, animación, superhéroes, La Movida, Kurosawa, Mariscal y Benjamin Lacombe, entre otros. Muchos otros. Ahora, Bonet es el comisario del periodo 1945-75, una larga posguerra. «En esta época conviven veteranos de la casa, como Sáenz de Tejada o Esplandiúy nuevos fichajes. Entre ellos, Goñi y Mingote. Fue una gran era de humor”. al lado del profesor Mingote, Chumy Chúmez.

no faltan personajes curiosos, como Roberto Baldrich, “Franco espía en París”. Además, Herreros, uno de los fundadores de ‘La Codorniz’; José Luis López Sánchez, Hipólito Hidalgo de Caviedes, Serni… O “los modernos del barrio de Salamanca”: Coti (Lucrecia Martínez-Feduchi) y Juan Ignacio Cárdenas, Chinorris. Bonet destaca el “espíritu de acogida” que siempre tuvo ABC. Torcuato Luca de Tena fichó talento dondequiera que estuviera, sin importar ideologías. Así colaboraron Ricardo Zamoranoquien era del Partido Comunista, y José Robledano, que estaba en prisión y condenado a muerte. En la exposición están presentes las Escuelas de Vallecas y Madrid, representadas por Benjamín Palencia, Álvaro Delgado y Agustín Redondela.

Julieta de Haro, en la exposición

Tania Sieira

La gira concluye Julieta de Haro (1975-95). Confiesa que cuando empezó a ver Archivo ABC le resultó abrumador: «Casi me muero. Hubo una gran cantidad de trabajo maravilloso, pero me apasionaba el trabajo. ¡Qué joyas hay en esta colección! “Debería ser mucho más conocido”. Le resultó muy difícil seleccionar 62 ilustraciones entre miles de ellas: «Quería dar una visión de cómo era España al final de la dictadura y el comienzo de la democracia. Una eclosión de un nueva España de libertad, de modernidad… De repente somos vistos como un germen de creatividad. Hay una diversidad muy interesante: gente que viene del humor gráfico, del cómic, del dibujo, de la pintura…»

¿Hay algo que defina este período? “El europeización de España”. Los años 80, dice, proporcionan el juego a la ilustración: se muestran algunos recortes (“son un hallazgo”; en uno de ellos aparece Alaska), viñetas muy juguetonas… “Antes todo tenía una profundidad más seria y trascendente”. El humor y la finura les ponen MingoteMáximo, Gila, Montesol, martinmoralesJulio Cebrián… Aparece La Movida y están Carlos Berlanga, Javier de Juan… Y mujer, como Isa Feu, la primera dibujante que aparece en ‘El víbora’ o Mar Ferrero, que aborda temas como los anticonceptivos. «Son muy libres, les gusta romper. “Hay una tremenda libertad de expresión y muy buenas críticas mordaces”.

Andrés Trapiello, en la exposición

Tania Sieira

Andrés Trapiello protagoniza ‘Este Madrid’, la segunda exposición en el Museo ABC. ¿La Colección ABC es muy madrileña? «Es una colección muy española, pero Madrid tiene un peso específico muy grande, porque aquí pasan casi todas las cosas. Madrid es reflexiva y especular; “En Madrid todos se miran y Madrid refleja a todos”. Hay opiniones muy diversas. En su selección, ilustradores como Sancha: “Sus obras son algunas de las mejores que este país ha recuperado en ilustración en toda su historia.” ¿Qué es lo que más te gusta de él? «Me gustan incluso los paseos. Es muy francés, se parece un poco a Daumier. A veces no buscaba por autores, sino por personajes, como es el caso de Galdós.

El Archivo ABC fue, para él, una sorpresa: «Encontré dibujos que sabía que existían Ramón Gayápero cuyos originales nunca había visto, hasta unas bellas ilustraciones de Grau Santos por un artículo que publiqué en ABC Cultural sobre Leopardi. Aparece mi propia casa. A él también le gusta mucho. Esplandiú y ha descubierto artistas como Avendaño. Nótese dos ausencias: Ricardo Baroja y Solana. «Esta exposición, junto con la que hizo Juan Manuel para la inauguración del museo, son para mí las más importantes que se han hecho de ilustración española. Nunca ha habido algo tan completo”.

Este Madrid
Arriba, Juan Esplandiú. ‘Curiosidades, datos y detalles de la villa de Madrid y sus habitantes’.
Fundación Colección ABC

«No existe Madrid, pero muchos madrileños –comenta Andrés Trapiello–. Madrid lo tiñe todo de algo muy especial. No es una ciudad espectacular, no es una ciudad monumental ni propiamente fotogénica, pero la gente se siente muy cómoda en ella. Madrid es una ciudad que te da, pero no te pide nada a cambio. Es la ciudad más generosa y menos exigente del mundo y eso está en el espíritu de estas ilustraciones. Hay ciudades que están reclamando tu atención: , París… Madrid, en cambio, no.

Goya pintó la Pradera de San Isidro, Velázquez plasmó en sus lienzos el aire de Madrid… A Trapiello le interesa la pintura y la literatura. Ambos están presentes en la selección de ilustraciones. Pero si hay un Madrid que le gusta especialmente son los barrios bajos, la ‘basura’ madrileña: «Me he sentido mucho más atraído por el Madrid del barrios marginales. No porque sean malos, sino porque están al sur de la ciudad. Veo mucho más carácter, mucha más autenticidad. Destacando la famosa frase de Tolstoi de que todas las familias felices son iguales, pero las infelices son cada una a su manera, todas las burguesías acaban siendo iguales, pero las clases populares son cada una a su manera.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT México | El único país de América Latina con una maravilla arquitectónica que podría desaparecer en los próximos años | Geografía Nacional | América del Sur | Teotihuacán | pirámides | Perú | Machu Picchu